Si has experimentado dolor o dificultades físicas o emocionales mientras practicas tus backbends querrás saber que no eres el únic@.

Las flexiones de espalda o mejor conocidas como backbends, pueden resultar complejas en distintas formas. Pero no por eso las dejamos de lado ya que nos entregan beneficios importantes para nuestra práctica. Pero comprender el porqué de las dificultades que podemos tener con ellas, podría sernos útil para estar mejor preparados y concientes en el proceso de “despertar”

EL LADO EMOCIONAL DE LOS BACKBENDS

Los backbends activan principalmente nuestro sistema nervioso simpático, el cual esta encargado de controlar nuestra respuesta de estrés – don´t fuck with me. Del mismo modo, como reaccionamos cuando nos encontramos en alguna situación de alerta o de peligro, podríamos experimentar las mismas emociones que en la práctica de backbends.

Esta emoción aparece con el hecho de que su práctica, resulta una de las posiciones más vulnerables en las que podemos estar. Nuestro pecho y corazón se encuentran completamente expuestos y nuestras respuestas de estrés nos dirán “estamos en peligro” impulsando nuestras acciones a protejernos de esta vulnerabilidad de estar “abiertos” o receptivos.

La sensación de desprotección que sentimos en ellas, también pueden desencadenarnos una avalancha de emociones. Todos comprendemos lo que se siente, el estar presionados emocionalmente todo el tiempo y cuando liberador y grato se siente salir de esos estados emocionales, mas cuando estas sensaciones provienen del movimiento corporal. Pese a ello, las aperturas de corazón en la práctica de yoga, nos entrega una serie de beneficios en ser concientes y abrirnos a nuestras emociones, incluso cuando es a través de la hiperflexión de nuestra zona lumbar.

¿Que nos ocurre entonces?

Las emociones y sensaciones que nos revela su práctica, claramente no están dentro del listado que usualmente solemos identificar en el ritmo diario de la vida. Generalmente vamos “hacia adelante” e incluso al retroceder, tendemos a girarnos y seguir con marcha delantera. ¿Cuántas veces al mes, para tomar algo que esta detrás de ti vas a un puente y lo tomas?

¿Como practicarlas?

Estimulemos el chakra del corazón anahata permitiéndonos sentirnos más receptivos a nuestras emociones, experiencias y relaciones.

Liberemos emociones como la frustración, temor, rabia, tristeza e incluso la alegría y amor. Observémoslas con distancia para no sentirnos con el deber de manejarlas en todo momento.

Retemos nuestros límites, siempre reconociendo cuanto “más allá” deseamos o podemos avanzar.

EL LADO FÍSICO DE LOS BACKBENDS

Uno de los retos básicos de los backbends, es que diariamente nuestras actividades no incluyen flexiones traseras de nuestra columna vertebral. Al agacharnos para coger algo, al atarnos los zapatos o al vestirnos cada mañana usualmente el movimiento que realiza nuestra columna es “hacia adelante”, por lo que cualquier acción que nos lleve “hacia atrás” será algo que nuestra columna no logrará reconocer como habitual.

La activación de nuestro sistema nervioso simpático; el encargado del “don´t fuck with me” puede hacernos sentir en peligro ante estos movimiento inusuales, generando una mayor secreción y liberación de hormonas como lo son la adrenalina y cortisol, aumento en la frecuencia cardiaca o aumento en niveles de azúcar en la sangre.

Tales respuestas metabólicas normalmente nos ayudan a resolver situaciones de riesgo, enviando más energía a la sangre, mayor oxigenación a nuestros músculos en caso de que necesitemos correr o huir de alguna situación peligrosa. Cuando estamos en el backbend: la necesidad de abandonar la postura.

¿Cómo evitamos la tension durante la práctica?

Rotar los hombros y abrir el pecho mediante la elevación del esternón, te ayudará a liberar la mayor sensación de presión en la parte alta de nuestra espalda.

Trabajando desde los flexores de nuestras caderas y aumentando la activación y fuerza de nuestras piernas y musculatura lumbar.

Aumentando la conciencia del movimiento de nuestra columna vertebral (espina dorsal)

Simples movimientos para flexibilizar tu columna vertebral

Fe

Este fin de semana, empacamos Mat y un par de cosas para tomar vuelo Rumbo al norte de mi país, donde tuve el agrado y placer de trasladar la práctica de yoga. Y de realizar el primer Workshop de la temporada 2017, específicamente a la Escuela de Yoga & Surf “Vika Yoga” en Playa Chinchorros – Arica.

Habitualmente sus prácticas incluyen Hatha Yoga, Vinyasa y Aero Yoga como forma de sintonizar las vibes y disfrutar de la eterna primavera que ofrece la ciudad. Con una bella vista al Mar, sintiendo toda la brisa y temperatura del arena, Vika ofrece prácticas diarias de estos estilos seguido de clases de Surf. Pero esta vez era hora de surfear ya no desde la tabla, sino que desde nuestros Mats.

Sintonizamos y nos unimos al Agua con Jala Namaskar. Desde la raíz o fundación soltamos toda la energía del prana simplemente para danzar con ella, sumado de las permanentes caricias del sol, brisa marina (que por cierto, en casa se ven algo ocultas con este Invierno) el ondear de un par de palmeras que están cercanas a la sala y todo el Reggae Dub de mi lista playera Thailand 2017.

Finalizada la práctica tras sonrisas y danzas Vika nos tenía preparado un maravilloso Chai con la receta que aprendimos en nuestra estadía en India (Compartimos este verano yoga, meditaciones y devoción) para dar bienvenida a la noche en el fundir del sunset, compartir nuestras experiencias y un par de anécdotas, para luego recibir a un nuevo grupo de practicantes.

Para el resto de la velada, nos alineamos a nuestra energía Lunar, luego de surfear las olas del prana en esta escuela de surf yoga. Era tiempo de agradecer y rendir tributo a nuestro planeta. Nos enraizamos en Bhumi Namaskar seguidos de Pranams, Mantras, un  bello set list adquirido por mi buen amigo, mitra, maestro Juan Gabriel, y todo el Prana flow. Para finalizar nuestro encuentro, nuevamente con un rico Chai y todo el amor de nuestros corazones pulsando en un eterno fluir.

Gracias Vika, por todo tu cariño y confianza a la hora de abrirme las puertas de tu maravillosa sala. Que honrado me siento al poder haber compartido mi practica con tus yogis/nis y haber pulsado en tu hogar. Para aquellos Ariqueños que estén leyendo este post y deseen tomar clases de yoga, no duden en visitar vika-yoga.com donde también podrán acceder a tips de alimentación saludable y a todas las asesorías que puedan requerir de esta bella yogini veggie experta.

Aquí les dejo un par de fotos de nuestro primer Workshop “Despertando el Prana”.

 

Recuerda que este 26 de Agosto estaremos con los Amigos de Portal Yoga en Santiago, despertando y activando más Prana Vinyasa Flow!

Que la corriente no pare. Om Namah Shivaya a esta bella Tribu Prana Vinyasa que poco a poco comienza a crecer, Namaste!

“Abraza el fluir y permite que el prana te guíe”

Prana Vinyasa Flow® es un enfoque energético, creativo y con una amplia variedad de formas de encarnar el fluir del Yoga, cultivado por su creadora Shiva Rea, en fusión de su práctica y sadhana personal y las enseñanzas recibidas de Sri. Krishnamacharya, Tantra, Ayúrveda, Bhakti y su plena pasión por la danza y el surf.

Desde un enfoque clásico e innovador en Vinyasa, los practicantes surfearán las olas y el fluir del Prana, como la fuente universal que es, tanto para la vida y energía como para la inteligencia consciente. En este danzar y transitar, desarrollamos la estabilidad frente a los cambios que la vida constantemente nos ofrece, nos muestra un camino para transformar viejos hábitos y creencias, despertando todo nuestro potencial y creatividad.

Prana Vinyasa o Prana Flow, se basa en la comprensión del prana como la energía universal de la vida. Desarrollando la sensibilidad de percibir las direcciones de su movimiento, permitiendo el fluir natural en la vida diaria. Mediante secuencias armónicas, conectadas de modo natural (vinyasa) junto a la respiración, activaremos el flujo del Prana. Con ayuda de la música, mantras, mudras y pranayamas conectaremos de forma consciente con los ritmos naturales del planeta y de todos los elementos.

unnamed

Te invito a vivir, amar, servir a la vida en todas sus formas y ser parte de esta maravillosa #PranaTribe

 

Mi experiencia con los Sutras.

 

patanjali 7Cuando te acercas al Yoga no solo como una experiencia Física, sino que emocional y espiritual, te abres a un universo de aprendizajes. Muchos, como lo dicta la antigua tradición desde el gurukula, donde es un Swami o Maestro quien de modo verbal comparte su sabiduría contigo, inmersos en un profundo espiral de conocimientos. Otros en cambio, adaptado a la velocidad y el ritmo de la eterna distinción entre Occidente y Oriente, a través de sugerencias literarias, alimentando la permanente necesidad de llevar a lo mental lo espiritual (menuda ambivalencia hablando desde el Yoga).

Uno de los textos que tengo el agrado y necesidad de leer cada cierto tiempo, recopila los 196 aforismos o “guías” que dirá Patanjalí (Padre del Yoga Clásico) nos permite llevar la mente a un estado de armonía y equilibrio¸colocando al cuerpo, mente y conciencia del Yogui o practicante de Yoga, en sintonía con la Luz del Alma.

Comenzamos con un código de conducta y finalizamos con un estudio de la meditación. Te invito a leer Yoga Sutras de Patanjalí y a crear tus propias ideas y reflexiones respecto de lo que será el Yoga en tu vida.

Hace no mucho tiempo caminando por “las callecitas” balinesas de Ubud. Tras una renovadora práctica modo Yoga en mi Cumpleaños, me encuentro con el texto que meses antes había leído durante el Yoga Teacher Trainning en Chile, esta vez traducido al Inglés y no al Argentino como lo estudiamos con Prema para amenizar la lectura.

De aquel primer encuentro, solo conservo las risas y buenos momentos compartidos junto a un Mate y Prema. De aquel reencuentro formato eat pray love: Mi experiencia con los Sutras.

Una de las grandes verdades universales, dirá que la mejor forma de aprender en la vida será a través del olvido de lo previamente aprendido. Como si de pronto, todos nuestros conocimientos previos usaran aquel espacio destinado para “esos” saberes que nos entregarán armonía, liberación, equilibrio o tranquilidad, con ello, la falta de estos aprendizajes nos conducirían al apego, la insatisfacción y por consecuencia, no solo a reconocer la presencia del sufrimiento sino que a la posibilidad constante de optar por este.

Día a día, como personas somos “Libres” de generar tales elecciones, pero inmersos en un contexto que nos moviliza principalmente a desear lo inalcanzable, desear lo del otro, anhelar con fuerzas tener algo que en muchas ocasiones no hemos de necesitar ¿Cuan capaces de preguntarnos si tal motor realmente nos acercará a ese ideal de felicidad predominante (sin cultivar frustraciones, negatividad y pesimismo)?

Cuando entramos al “estado del Yoga” todas las múltiples formas de la experiencia humana, desaparecen, dando paso a la búsqueda del “drashtu” o de la búsqueda del propio self en el más puro de sus estados. De otro modo, toda falsa idea ciega nuestra percepción (Samadhi Pada)

La realidad interior, pareciera ser un perfecto y desconocido escenario para cuestionarnos respecto de nuestras elecciones, aciertos, fracasos o anhelos. Necesario lugar, pero absolutamente desconocido en su ruta sin presencia de mapa alguno o GPS que nos indique como acercarnos a él. No obstante al entrar a este estado del Yoga, toda barrera u obstáculo pareciera desaparecer. Como si de pronto a través de la respiración las barreras diluyeran su espesor, perdiendo tamaño y consistencia.

A lo lejos, comenzando a emerger figuras o reflejos poco conocidos. Familiares en su vibración pues no es más que reflejo de nuestro interior. Con el andar y con la práctica, la respiración se vuelve más ligera. De este modo, comienza a aparecer la calma y la tranquilidad, mientras que nuestra propia luminosidad se desempolva recuperando brillo e intensidad. Es en ese entonces, cuando se produce el más vívido de los reconocimientos “este soy yo”.

Tal descubrimiento no ha de llegar solo, también hemos de encontrar listado interminable en un comienzo, de aquellas ideas o percepciones del mundo, de nuestras relaciones y de nosotros mismos. Muchos de ellos no han de agradarnos del todo, movilizando nuestras acciones orientadas al inminente cambio, pero ¿Cómo generarlos cuando nuestra percepción es seducida por aquellas falsas ideas?

Luego la conciencia será llenada de verdad (Samadhi Pada)

Luz a todos los seres: La meditación, el Yoga, el drashtu, la iluminación de nuestro propio interior. Sinónimos de ese vaciamiento mental, cognitivo, hiperreflexivo. La posibilidad de poder liberarnos en este minuto de todo aquello que nubla nuestra conciencia, nuestras percepciones e impresiones de la realidad y de nuestro propio self. La búsqueda de la verdad, en el interior de nuestra propia verdad, habiéndonos liberado de todo aquel material acumulado sin necesidad alguna, al cual de seguro nos hemos aferrado con el deseo de combatir el temores propios de la humanidad como la pérdida de la historia; nuestra historia. No de lo concreto, sino del sentido de sí mismo que construimos a propósito de lo ocurrido, lo obtenido o lo perdido.

No son más que obsequios en este minuto, en este “ahora”. Un regalo de liberación, de vaciamiento que nos entrega la maravillosa posibilidad de observar, de nutrir, refrescar y renovar nuestra conciencia. El vaciamiento de lo aprendido dejando espacio para aprender aquello verdadero y legítimo.

La singularidad del cambio comprenderá la escencia del todo (Kaivalya Pada)

Posiblemente no son las reflexiones esperadas al leer los Sutras – pero hace un buen tiempo abandoné el apego a la permanente búsqueda de la aprobación por otros. En diversos caminos o rincones de la vida, he escuchado como ellos pueden tener aquella fuerza o magia transformadora o catalizadora de cambios inesperados. Para mí, son aquellos que me permiten pensar y re pensarme, movilizando la conciencia a mirar-me desde una forma liberadora, en este minuto, en este segundo y en este momento presente.

Acciones simples y singulares que generan aquellos pequeños detalles transformables en la esencia de un cambio mayor. En el fondo, no es más que aquello que me dice: Aquí estas, en este minuto … y el minuto de hacer es ahora. Eso que piensas a primera no debe ser tan absoluto, si esta tan polarizado ¿No crees que puede haber una fracción que no estés observando? Vamos entrégate ese regalo de ver-te y sentir-te. Respira, Libera Medita, pero ahora, recuerda que es en este minuto cuando ocurren las transformaciones más mágicas, de lo singular. Observa lo singular y permite que la vivencia del todo en su esencia, en su verdad más absoluta se manifieste.

Te invito a leer los Sutras, a crear tus propias reflexiones y por sobre todas las cosas: A Compartirlas.

Mi maestro nos explica: “todos tenemos múltiples Maestros … podremos en el camino encontrarlos en cada paso que des. Algunos permanecerán años, otros te regalarán las más bellas y breves lecciones. Pero siempre habrá uno que te guiará y seguirá cada uno de tus caminos. Aprende a escuchar a ese maestro interno que habita en ti” Entonces dejemos que nuestro propio maestro interior, siguiendo la tradición del gurukula¸ se nutra y crezca de la bella experiencia del Compartir.

 

Energía Solar.

Sonríe y Respira Yoga.

Namaste.

@yogaconfe