A mi Maestro, a mis Maestros. Gracias. Feliz Guru Purnima

Guru-Purnima

“Hoy es Gurú Purnima. El verdadero significado de Gurú Purnima no consiste en adorar al Gurú con algunas ofrendas, sino deshacerse de la oscuridad de la ignorancia. Purnima se refiere a la luna llena, lo cual simboliza la mente llena de deleite. Hay una relación cercana entre la mente y la luna. Gurú Purnima significa la eliminación de toda oscuridad y toda maldad de la mente. El verdadero Gurú está en nuestro corazón. Purifiquen su corazón para permitir que el Señor resida en él. No olviden a Dios; lo que deben hacer es olvidar lo mundano. Gurú Purnima es una ocasión para limpiar la mente y hacerla absolutamente pura. No es suficiente con alabar a Dios; tienen que amarlo, tienen que volverse el amor mismo para que puedan amar a todo el universo. Yo me dirijo a ustedes como “encarnaciones del amor”. Cuando se vuelvan encarnaciones de amor podrán amar a todos. Por lo tanto, la gente debe llenar sus mente con el principio de amor que todo lo abarca. Para experimentar la totalidad del amor tienen que llenar sus corazones completamente con amor. Eso resultará en devoción total. Sin embargo, hoy la devoción no es total. El beneficio también es parcial: los devotos de medio tiempo no pueden esperar recibir recompensa total. El Señor confiere gracia total sobre aquellos cuyos corazones están totalmente llenos de devoción. Ustedes tienen un Gurú dentro de ustedes mismos. Todos los poderes están dentro de ustedes. Reconozcan que Dios es su preceptor. Todos son hijos de Dios, todos son encarnaciones de la Divinidad. Solo Dios es el verdadero Gurú”. Sai Baba.

Guru Purnima o La Luna llena del Guru, es una de las celebraciones mas trascendentes de la Vida Hindú. Este es el día, en el que devotos rinden culto especial a los Acharya, Gurus o Maestros: Aquellos que practican lo que predican”.

Quienes a través de su compasión infinita y gracia suprema, han impartido el conocimiento del todo – absoluto (Brahma vidya) a todo buscador de sí mismo y a todo explorador del universo, como modo de lograr la unión con un Dios. Sipic10 bien, este día de agradecimiento se extiende a todos los Gurú, en especial le agradecemos al primero de los  Acharya, el Gurú Primordial: Sri Veda Vyasa, Vyasa Maharishi (Gran Rishi<Sabio>) a quien se ofrecen especiales puja – ofrendas (=pooja: puya).

Sri Vyasa reveló que el principio de Brahma interpenetra y mantiene reunida a la multiplicidad dentro del Uno.

 Hoy celebramos al maestro, a aquel que desde la oscuridad e ignorancia nos guía hacia la Luz y el autoconocimiento. A aquellos maestros internos y externos, que con afecto acompañan nuestro camino.

Regálate este día para tu propio bienestar. Come ligero, escucha música. Medita  y Observa la Luna. Es la primera luna llena después del Solsticio, va a ser fantástico para ti. 

Me inclino ante el gurú, quien con sus enseñanzas y su luna llena me permiten día a día ir disipando toda oscuridad.

Energía Solar.

Sonríe y Respira Yoga.

Namaste.

@yogaconfe

Para Noviembre del año 2014, la Asamblea General de las Naciones Unidas, haciendo notar la importancia de que las personas adopten estilos de vida más saludables y en conciencia de sí mismos y de los otros. Reconociendo en ello, los múltiples beneficios que ofrece el yoga desde su mirada holística en salud y bienestar, proclama el día de hoy como El día Internacional del Yoga.

 ¿Pero qué es lo que realmente celebramos el 21 de Junio?

yoga-logo_2106

El día internacional del Yoga, es un Día por el completo al desarrollo humano a favor de la completa integralidad de este: Cuerpo, Emociones, Mente, Energías y todo lo que este “más allá” promoviendo la salud total, autoexploración y respeto por uno mismo y los otros.

Es el día en el que finalmente todos nos unimos en “una sola Raza” recordando que el Yoga desde su significado etimológico en Sánscrito, significa “Unir”. Nos unimos junto al planeta y todas las formas de vida existentes por u solo motivo: Respeto por la vida y la No violencia ahimsa. Es el día de la luz e iluminación, en sí mismo un solsticio (de ahí la elección de su fecha) un despertar entre las fuerzas de nuestra estrella solar y su planeta, generando conciencia cósmica de nuestra conexión con el Universo.

Realzamos y valorizamos la importancia de todo aquello que nos conecta a la humanidad, nuestras diferencias y puntos en común. El respeto por la dignidad e igualdad. La Tolerancia, libertad, el arte y toda fuente y vía de expresión.  La transmutación de los pensamientos y emociones negativas. El desarrollo espiritual y crecimiento emocional. Todo ello, el reconocimiento de la frustración y superación de esta.

Si lo observamos en detalle, todo esto es lo que celebramos día a día; práctica a práctica y asana a asana. El día internacional del yoga es aquella instancia que nos permite decirle al mundo: “Inhala y exhala, focaliza, visualiza. Cuida, respeta y acepta” y que este mensaje se expanda independiente de los idiomas, ubicaciones geográficas y toda diferencia.

«El yoga cultiva las formas de mantener una actitud equilibrada en la vida cotidiana y dota de capacidad en el desempeño de las acciones propias». B.K.S. Iyengar

Sea cual sea tu forma de celebrar, te invito a que tomes conciencia de ti mismo, del lugar donde estas, de las personas y situaciones con las que convives a diario. A que disfrutes de cada segundo y de que estés presente en Tu vida.

Haz algo bueno y desinteresado por otros, regala una sonrisa o simplemente respira y comparte lo que te hace vibrar, esto también es YOGA.

Y si puedes, regálate conciencia y apúntate a una clase!

Energía Solar.

Sonríe y Respira Yoga.

Namaste.

@yogaconfe

Mi experiencia con los Sutras.

 

patanjali 7Cuando te acercas al Yoga no solo como una experiencia Física, sino que emocional y espiritual, te abres a un universo de aprendizajes. Muchos, como lo dicta la antigua tradición desde el gurukula, donde es un Swami o Maestro quien de modo verbal comparte su sabiduría contigo, inmersos en un profundo espiral de conocimientos. Otros en cambio, adaptado a la velocidad y el ritmo de la eterna distinción entre Occidente y Oriente, a través de sugerencias literarias, alimentando la permanente necesidad de llevar a lo mental lo espiritual (menuda ambivalencia hablando desde el Yoga).

Uno de los textos que tengo el agrado y necesidad de leer cada cierto tiempo, recopila los 196 aforismos o “guías” que dirá Patanjalí (Padre del Yoga Clásico) nos permite llevar la mente a un estado de armonía y equilibrio¸colocando al cuerpo, mente y conciencia del Yogui o practicante de Yoga, en sintonía con la Luz del Alma.

Comenzamos con un código de conducta y finalizamos con un estudio de la meditación. Te invito a leer Yoga Sutras de Patanjalí y a crear tus propias ideas y reflexiones respecto de lo que será el Yoga en tu vida.

Hace no mucho tiempo caminando por “las callecitas” balinesas de Ubud. Tras una renovadora práctica modo Yoga en mi Cumpleaños, me encuentro con el texto que meses antes había leído durante el Yoga Teacher Trainning en Chile, esta vez traducido al Inglés y no al Argentino como lo estudiamos con Prema para amenizar la lectura.

De aquel primer encuentro, solo conservo las risas y buenos momentos compartidos junto a un Mate y Prema. De aquel reencuentro formato eat pray love: Mi experiencia con los Sutras.

Una de las grandes verdades universales, dirá que la mejor forma de aprender en la vida será a través del olvido de lo previamente aprendido. Como si de pronto, todos nuestros conocimientos previos usaran aquel espacio destinado para “esos” saberes que nos entregarán armonía, liberación, equilibrio o tranquilidad, con ello, la falta de estos aprendizajes nos conducirían al apego, la insatisfacción y por consecuencia, no solo a reconocer la presencia del sufrimiento sino que a la posibilidad constante de optar por este.

Día a día, como personas somos “Libres” de generar tales elecciones, pero inmersos en un contexto que nos moviliza principalmente a desear lo inalcanzable, desear lo del otro, anhelar con fuerzas tener algo que en muchas ocasiones no hemos de necesitar ¿Cuan capaces de preguntarnos si tal motor realmente nos acercará a ese ideal de felicidad predominante (sin cultivar frustraciones, negatividad y pesimismo)?

Cuando entramos al “estado del Yoga” todas las múltiples formas de la experiencia humana, desaparecen, dando paso a la búsqueda del “drashtu” o de la búsqueda del propio self en el más puro de sus estados. De otro modo, toda falsa idea ciega nuestra percepción (Samadhi Pada)

La realidad interior, pareciera ser un perfecto y desconocido escenario para cuestionarnos respecto de nuestras elecciones, aciertos, fracasos o anhelos. Necesario lugar, pero absolutamente desconocido en su ruta sin presencia de mapa alguno o GPS que nos indique como acercarnos a él. No obstante al entrar a este estado del Yoga, toda barrera u obstáculo pareciera desaparecer. Como si de pronto a través de la respiración las barreras diluyeran su espesor, perdiendo tamaño y consistencia.

A lo lejos, comenzando a emerger figuras o reflejos poco conocidos. Familiares en su vibración pues no es más que reflejo de nuestro interior. Con el andar y con la práctica, la respiración se vuelve más ligera. De este modo, comienza a aparecer la calma y la tranquilidad, mientras que nuestra propia luminosidad se desempolva recuperando brillo e intensidad. Es en ese entonces, cuando se produce el más vívido de los reconocimientos “este soy yo”.

Tal descubrimiento no ha de llegar solo, también hemos de encontrar listado interminable en un comienzo, de aquellas ideas o percepciones del mundo, de nuestras relaciones y de nosotros mismos. Muchos de ellos no han de agradarnos del todo, movilizando nuestras acciones orientadas al inminente cambio, pero ¿Cómo generarlos cuando nuestra percepción es seducida por aquellas falsas ideas?

Luego la conciencia será llenada de verdad (Samadhi Pada)

Luz a todos los seres: La meditación, el Yoga, el drashtu, la iluminación de nuestro propio interior. Sinónimos de ese vaciamiento mental, cognitivo, hiperreflexivo. La posibilidad de poder liberarnos en este minuto de todo aquello que nubla nuestra conciencia, nuestras percepciones e impresiones de la realidad y de nuestro propio self. La búsqueda de la verdad, en el interior de nuestra propia verdad, habiéndonos liberado de todo aquel material acumulado sin necesidad alguna, al cual de seguro nos hemos aferrado con el deseo de combatir el temores propios de la humanidad como la pérdida de la historia; nuestra historia. No de lo concreto, sino del sentido de sí mismo que construimos a propósito de lo ocurrido, lo obtenido o lo perdido.

No son más que obsequios en este minuto, en este “ahora”. Un regalo de liberación, de vaciamiento que nos entrega la maravillosa posibilidad de observar, de nutrir, refrescar y renovar nuestra conciencia. El vaciamiento de lo aprendido dejando espacio para aprender aquello verdadero y legítimo.

La singularidad del cambio comprenderá la escencia del todo (Kaivalya Pada)

Posiblemente no son las reflexiones esperadas al leer los Sutras – pero hace un buen tiempo abandoné el apego a la permanente búsqueda de la aprobación por otros. En diversos caminos o rincones de la vida, he escuchado como ellos pueden tener aquella fuerza o magia transformadora o catalizadora de cambios inesperados. Para mí, son aquellos que me permiten pensar y re pensarme, movilizando la conciencia a mirar-me desde una forma liberadora, en este minuto, en este segundo y en este momento presente.

Acciones simples y singulares que generan aquellos pequeños detalles transformables en la esencia de un cambio mayor. En el fondo, no es más que aquello que me dice: Aquí estas, en este minuto … y el minuto de hacer es ahora. Eso que piensas a primera no debe ser tan absoluto, si esta tan polarizado ¿No crees que puede haber una fracción que no estés observando? Vamos entrégate ese regalo de ver-te y sentir-te. Respira, Libera Medita, pero ahora, recuerda que es en este minuto cuando ocurren las transformaciones más mágicas, de lo singular. Observa lo singular y permite que la vivencia del todo en su esencia, en su verdad más absoluta se manifieste.

Te invito a leer los Sutras, a crear tus propias reflexiones y por sobre todas las cosas: A Compartirlas.

Mi maestro nos explica: “todos tenemos múltiples Maestros … podremos en el camino encontrarlos en cada paso que des. Algunos permanecerán años, otros te regalarán las más bellas y breves lecciones. Pero siempre habrá uno que te guiará y seguirá cada uno de tus caminos. Aprende a escuchar a ese maestro interno que habita en ti” Entonces dejemos que nuestro propio maestro interior, siguiendo la tradición del gurukula¸ se nutra y crezca de la bella experiencia del Compartir.

 

Energía Solar.

Sonríe y Respira Yoga.

Namaste.

@yogaconfe

 

La historia detrás de la Cabeza de Elefante: El Destructor de obstáculos.

Una historia que a Prema le gusta escuchar cada vez que nos Yogui vemos.

 

Mi primera vez con Ganesha fue al terminar la Secundaria. Estaba iniciándome en el mundo del Yoga, cuando al entrar a aquel salón que sería testigo de mis primeras Meditaciones y Adho Mukhas, aparece aquella prominente cabeza de elefante y mirada serena, dándome la bienvenida. Sólo ello bastó para que naciera desde mí, completa y extraña adoración ante esta imagen – al principio extraña, hoy sumamente comprendida y necesaria en cada una de mis prácticas – de la que no lograba dejar de imaginar, cuál sería la historia que me explicaría curiosa unión Elefante – Humano.

Paso un par de años hasta que pudiera comprenderlo, al consultar con mi Instructor, él no supo dar respuesta que saciara mi voraz curiosidad de conocimiento. Para el 2011 las vueltas de la vida me habían transportado miles de kilómetros de distancia, otro idioma, otro horario y otro país. Caminaba por una de las laberínticas calles de la Ciudad amurallada de Jaisalmer (en otro post les contaré más en detalle) cuando entre ladrillos y piedras caídas me encuentro nuevamente con su imagen. Curiosamente, a pesar de que en India puedes encontrar representaciones de Ganesha por todos lados, recién 2 semanas iniciada la aventura fui a tomar conciencia de que ahí estaba la respuesta de mis curiosas inquietudes.

image1

 “I see that you are looking to Lord Ganesha. Let me tell you his story”

(les dejo la imagen que llamó mi atención en esta bella ciudad)

 Espero poder traducir la historia:

Parvati, esposa de Shiva, siempre deseó concebir un hijo, sin embargo Lord Shiva creyendo que esto debilitaría sus fuerzas se negaba. Un buen día antes de que partiera a combatir en batalla, Parvati al despedirse le arranca un poco de cabello, con el cual en su ausencia extrae la esencia de su marido y concibe al hijo de ambos.

 Cuando nació Ganesha, el hijo de Parvati demostraba un gran amor filial, una absoluta sumisión a las órdenes de sus superiores. Ocurría a veces que la diosa deseaba quedarse sola en su palacio. Entonces colocaba al buen Ganesh al lado de la puerta, diciéndole que no dejara pasar a nadie sin su autorización. Así tenía por seguro que nadie la molestaría sin su consentimiento.

Pero un día Shiva, que deseaba ver sin tardar a su esposa, quiso entrar en el palacio de la diosa. Ganesha, que siempre respetaba la consigna, preguntó por la autorización que debía tener de su madre; y al ver que su padre no la tenía, le negó la entrada. Furioso, Shiva sacó su espada y con un solo golpe hizo saltar la cabeza de su hijo. La cabeza rodó por una pendiente, desapareció y sólo quedó delante del palacio el cadáver decapitado.

Parvati quedó sumamente afligida y asolada. Entonces Shiva, no pudiendo soportar la tristeza de su esposa, prometió sustituir la cabeza del recién nacido por la del primer ser vivo que oportunamente pasara por delante en su amplia selva, enviando a los Ganas (su ejército) por ese cometido. Al regresar cumpliendo con la orden, con el único ser vivo recién nacido Shiva extrae su cabeza. En Tandava o danza sagrada e invocando el poder de transformación – creación, en compañía de Visnu y Brahama (Trimurti), le entrega vida nueva al pequeño Ganesha. Al reencontrarse Parvati con su pequeño hijo, pensó que su cabeza era muy grande, a lo cual Shiva en afirmación le explica que es el tamaño perfecto para contener todo el amor y todo el Universo.

Las principales cualidades del elefante son la sabiduría y fortaleza. Su enorme cabeza, representa ambas: El conocimiento del todo, del universo que habita en su interior. Los elefantes no caminan alrededor de los obstáculos, ni estos los detienen: Simplemente los quitan del medio y siguen su camino. Entonces cuando rendimos culto a él, esas cualidades se transmiten a nuestro camino.

Su gran panza representa la generosidad y total aceptación. La mano levantada manifiesta protección “no temas estoy contigo”, mientras que su mano hacia abajo con la palma hacia afuera representa el dar sin límites, la bondad y amor con la que nos recibe. Al mismo tiempo, es una invitación a inclinarse, “ser humildes”.

Ganesha tiene un solo colmillo “completo” representando la única dirección; el camino. Mientras que su colmillo cortado expone la renuncia y el sacrificio hacia la humanidad. Se cree que con la punta de este, se escriben los vedas o textos sagrados.

Hasta sus implementos son simbólicos: El conteo del tiempo del universo (Mala), la purificación con el agua del Ganges (Vasija con agua) en sus manos Ankusa, el estar alerta y Paasa, mantener el control. Ambas necesarias para mantener el equilibrio. Finalmente el ratón como vehículo y compañía: El roedor cortas las cuerdas que atan la vida; representando el mantra que puede cortar cortezas de la ignorancia conduciendo nuestro camino al conocimiento último que representa Ganesha.

Tal es el cariño que despierta en sus devotos que por toda India y gran parte de Asia,  puedes encontrar múltiples templos levantados en su honor y Árboles “people tree” (los que generan más sombra por el tamaño de su copa) considerados como templos hacia él, lleno de ofrendas (dulces o azúcar, flores e incluso juguetes recordando al pequeño Ganesha). Las mismas ofrendas en las puertas de aquellos proyectos que comienzan o representaciones a este dios en la puerta de los hogares simbolizando la fecha de la unión nupcial de aquella familia: “Que Lord Ganesha ilumine este camino, proyecto o aventura”. Por esto también en considerado como el dios de los Mochileros (trotamundos) , por lo que si tienes la suerte de aventurarte por India, que no te parezca extraño que de la nada alguien te regale flores o dulces.

En lo personal, siento que cada práctica es esto. Un nuevo desafío, nuevo rumbo y la invitación a enfrentarnos a la vida, liberarnos de ataduras y acercarnos a la sabiduría – verdad, a este minuto presente como por primera vez, aproximándote a cada asana con gentileza y respeto (por más que ya la conozcas o domines), recuerda que cada vez que te subes al tapete (yoga mat) o que saludas en anjali esas comenzando un nuevo y especial Viaje. Y por sobre todo, Disfrútalo, Ganesha siempre iluminará tus pasos si es que con humildad se lo pides.

Om gam ganapataye namaha.

Que la Luz de Ganesha habite en sus caminos e ilumine siempre sus pasos.

 

Desde aquel mágico día, le pido y agradezco por guiar mi camino. Y siempre que puedo, comparto esta bella historia. Por Ganesha llego al Yoga y en compañía de él Comparto el Yoga.

Energía Solar.

Sonríe y Respira Yoga.

 

Namaste.

@yogaconfe

Hace un par de días, conversaba con un muy buen amigo sobre lo que ha significado esta aventura y el honor, de compartir la responsabilidad de formar a futuros profesores e instructores de Yoga, reconociendo siempre que el camino para mí también está comenzando.

Tal vez sea por eso mismo que hace unos meses recibo esta invitación. Después de todo es innegable el vínculo desde la empatía que siento y comienzo a forjar con mis nuevos alumnos, esa magia que solo habita al leer sus rostros inquieto y ansiosos por conocimientos, sus expresiones de felicidad y plenitud al lograr seguir el hilo de un Krama o secuencia de posturas, responder la pregunta realizada de modo correcto o simplemente disfrutar de la emoción que genera el conseguir al fin esa postura que tanto les costaba. Claramente también aquella siempre latente frustración al no conseguir, no lograr, no sostener o simplemente no poder respirar correctamente movilizados desde sus propias ideas del no poder. Siendo el momento exacto donde mi formación como Psicólogo se funde con la labor Yoguica “Vamos, exhala y libera las frustraciones”.

IMG_2239Cada semana observo como poco a poco dan sus primeros pasos y avances, como nacen sus nuevas inquietudes y como también van apareciendo sus nuevos temores. De ellos, recuerdo el principal que me atormentaba durante las horas de formación ¿Cómo voy a lograr armar una clase? Debo reconocer que pase cientos de horas en Youtube mirando distintas clases, tomando apuntes de las secuencias, enganches y engarces. Observé detenidamente las clases que mis profesores y maestros entregaban. Asistí también a antiguas escuelas donde respiré en algún minuto cuando comencé en este camino, para poder reencontrarme con esa inquietud y curiosidad, sin lograr compensar el nerviosismo y ansiedad que me perseguían antes de enfrentarme a ese minuto de “Dar la primera clase”.

“Enseña tu propia Clase”

Un par de años atrás, encontrándome en el Aula obteniendo la acreditación como Psicólogo Clínico, recibo el regalo más importante de toda mi formación anterior (la Psicología). “Comparte tus propias inquietudes, comparte tus propias preguntas … comparte tus propias emociones” solía repetirme Estrella, mi supervisora a modo de ayudarme a salir de aquellos entrampes propios de la terapia. Compartir entonces, la clave para resolver y aquietar dudas, ansiedades y temores. A las inquietas preguntas de mi amigo, de mis alumnos y de aquellos curiosos sobre la labor del Profesor de Yoga, hoy es digo:

Enseña – Comparte tu propia clase. Cada vez que sientas que algo no está del todo bien, que los nervios o temores te abrumen o que sientas que te ha faltado preparación antes de actuar, guiar o comenzar una clase. Respira, cierra los ojos. Reencuéntrate en el silencio de tu interior y permite que tus alumnos también lo hagan. Genera en grupo esa sintonía que necesitas para ordenarte, y luego observa sus rostros, ellos quieren aprender de ti, no juzgarte. Quieren crecer contigo y entregarte algo, siempre aprendemos de nuestros alumnos más de nosotros mismos y claramente, más del Yoga. Cuando te sientas listx, simplemente moviliza tu cuerpo del modo que el te va pidiendo, realiza esos movimientos que te generan calma, que proyectan y expanden tus propias energías. Finalmente tu propia práctica, tu propio Yoga. Comparte aquello que te regala ese bienestar, que te regala calma y paz. Pero comparte con ellos desde el afecto, no te digo que quieras a todos tus alumnos, solo quiere tu propia práctica y comparte con los otros lo que a ti te hace vibrar.

Las posturas de yoga o Asanas, siempre estarán. Quieres crear una secuencia? Bueno ve y selecciona algunas y ya esta. Ahora, Quieres que tu secuencia genere algo? Ahí esta la gran diferencia. Tal vez me equivoque o mis observaciones con los alumnos no siempre sean las mejores”. En varias ocasiones reconozco mi no saber e invito a la exploración y aprendizaje en conjunto, pero – y tal vez más de algún otro profesor pensará lo mismo – si hay algo que nos hace distintos respecto de todos los otros profesores con los que un alumno o practicante se pueda topar, es eso que nos hace únicos como personas, es esa cualidad de nuestro espíritu, el afecto o amor que depositamos en nuestra clase. Es ese disfrutar simplemente de compartir tu propia práctica.

Sonríe y Respira YOGA

Namaste

@yogaconFe

Estás pensando en comenzar a practicar Yoga pero nunca lo habías intentado.

¿Podré Hacerlo?

Muchas veces esta pregunta es clave a la hora de apuntarte por primera a una Clase. Como ya sabemos, uno de los grandes “peros” antes de tu primera vez tiende a ser tu conocimiento sobre la propia flexibilidad corporal. Como si solo siendo contorsionistas podriamos aventurarnos en el camino del Yoga.

Pues No! Yoga for all sin importar edad o condiciones físicas.

Como hemos escrito en un post anterior, el camino del yoga es un proceso sumamente personal. Donde debemos no solo aprender a respirar, sino que también, es sumamente necesario – y enriquecedor – aprender a reconocer nuestros propios límites, a no competir con el compañer@ que está en el Mat vecino, menos tratar de llamar la atención y aprobación del profesor con la perfecta ejecución de la posturas que estamos realizando.

Ojo: La práctica de Yoga puede ser el mejor de los regalos que te des a ti mism@. O podría llegar a ser una experiencia no del todo agradable si tu objetivo simplemente es el “el mejor de la clase”.

Busquemos la mejor experiencia. Aquí les dejo un par de consejos para mis queridos aventureros en el Yoga.

RESPIRA

pranayama-yogaRespirar parece un ejercicio absolutamente natural, pero ¿Te has puesto a observar tu respiración? Vas a escuchar en todo minuto que el Profesor te indicará tener una respiración Nasal y Abdominal, dado que es la correcta forma de oxigenar amorosamente a nuestro organismo. A mis respiradores bucales les recuerdo que la Boca está diseñada para la alimentación, por lo que la oxigenación que nuestro cuerpo recibe es deficiente.

Inhala profundo y Exhala con calma. Trata de igualar los tiempos que tardas en cada uno, cuando ya lleves un tiempo respirando correctamente, podrás aumentar el tiempo de la exhalación. Esta es la clave para disfrutar de una clase, si en algún momento pierdes la respiración abdominal entrégate el tiempo para retomar su ritmo y luego continuar con las asanas o posturas. Recuerda: Inhala y Exhala, lleva la respiración a tu abdomen, observa cómo se moviliza tu abdomen al recibir y expulsar aire.

LOS ENGAÑOS DE LA MENTE

“No puedo” “No llego” “No soy flexible” serán las primeras ideas que luego de escuchar en tu interior deberás desechar.  Gran parte del tiempo la Mente será nuestro aliado, después de todo su trabajo es realmente necesario para mantener la existencia de la Raza humana. No obstante, su constante sentido de alerta te hará creer en más de alguna oportunidad que “No Puedes” o “No Debes” realizar X cosa.

Mi consejo es el siguiente … Olvida todos los “No Puedos” generalmente es el constante deseo de mantenernos en una permanente zona de confort o estado de “Hiper Seguridad” lo que no nos permite avanzar en la Vida y en el Yoga, ellos son tus obstáculos no el grado de elasticidad que tenga tu cuerpo. Bueno, te acuerdas de respirar? Entonces cuando sientas que aparece ese No poder, vamos, inhala profundo y exhalando libérate de él… le estarás haciendo menudo favor a tu espíritu y a tu vida! Poco a poco irás logrando el asana que deseas.

Recuerdo una clase durante mi proceso de formación. Saraswati (mi querida Maestra) nos dice “Concentraos en el vacío, que solo él puede ser llenao” Vale entonces cuando exhales, se consiente de que con tal movimiento muscular y tal salida de aire de tu interior estamos generando “Vacío”.

Repito entonces para ser claro: Olvida y vacía tu cabeza de toda idea que solo te limita, en el Yoga y en la Vida. Respira! Es siempre la clave. Toma conciencia de tu respiración a tal punto que hasta puedas llevar todos los sentidos hacia tu interior y reconócete como capaz de! Hazte este pequeño favor y estarás obteniendo solo beneficios.

RECONOCE TUS LÍMITES

Recordemos que estamos realizando ciertas posturas con nuestro cuerpo que involucran músculos, tendones, ligamentos, articulaciones y compresión de órganos. Fuerza, tensión y equilibrio. Lo que menos queremos es cultivar una lesión ni una mala experiencia, por eso siempre es importante que escuches a tu cuerpo.

Si sientes que las piernas, el abdomen, brazos u otra zona de tu cuerpo comienzan a “Tiritar” en la postura que estas sosteniendo, Vale. Respira profundo y mantenla hasta tu propio límite. Hay asanas que al ser de gran descarga energética van a generar esa primera respuesta muscular por eso no has de abandonarlas inmediatamente, pero siempre recuerda que estas comenzando en el Yoga y que tendrás según así lo desees, todas las clases del mundo para sostener posturas de fuerza e ir avanzando paso a paso.

Ten conciencia de todos esos movimientos o posturas que te generan incomodidad. Cuando sientas tensión revisa primero tu postura según las indicaciones que el Profesor te haya entregado, así chequeamos que estemos haciendo el asana correcta. Haz las modificaciones que sean necesarias, inhala y exhala profundo para liberar esa tensión (recuerdas que habíamos dicho que el respirar era la Clave?).

Cuando quieras desarmar una postura, hazlo con calma. Recuerda ser cuidadoso con tu cuerpo, buscando aquellas asanas que te generen comodidad o aquellas que te permitan descansar (Pasar a Gato y luego a Niño siempre es una buena forma). Acércate a cada asana con gentileza, incluso si ya conoces la postura. Evita cualquier asana que genere dolor o resistencia: acéptate tal cual eres. Tus habilidades ciertamente se van a expandir con la práctica regular. Especialmente si trabajas con amorosidad, sensibilidad y cuidado.

Estarás generando un trabajo muscular importante, lo que te ayudará además a hacer todas esas correcciones de postura que necesites. Por lo que a las horas posteriores a tu Clase podrías sentir algún malestar. Bueno, procura darte un baño caliente, aceptar los mensajes que tu cuerpo te esta entregando y anímate a seguir. Con el tiempo iras disfrutando cada vez más de la práctica siempre y cuando la realices con Gentileza, Amorosidad y Cuidado.

DISFRUTA Y AGRADECE

Esboza siempre una sonrisa durante tu práctica. El Yoga es un verdadero regalo que te estas permitiendo y entregando clase a clase. Date ese permiso para disfrutar del movimiento que genera en tu interior y en tu cuerpo físico cada postura, cada inhalación y cada exhalación.

Estas entrando a un mundo de beneficios, físicos, emocionales, espirituales y psicológicos, eso ya lo sabemos. Lo que debemos procurar no olvidar es este punto clave: Disfruta de tu práctica, sin importar que tan avanzado puedan estar el resto de tus Yoga compañeros o con cuan facilidad logras ejecutar cada asana. No compitas con ellos ni contigo mismo, reconoce y acepta. Desde esta claridad podrán ir liberándose los obstáculos y apareciendo las maravillas del Yoga en tu vida. Si en el transcurso de una clase, sientes que te desconectas, te cansas o las ideas te atormentan, regresa siempre al primer paso de cada clase: “Concéntrate en tu respiración, aquiétala, profundiza en ella” es ese el camino directo para conectarte contigo mismo y poder simplemente disfrutar de la clase a la que te han invitado o que esperabas poder tomar.

Sonríe y Respira YOGA

Namaste

@yogaconFe

 

Hoy, el Doodle de Google, recuerda el cumpleaños del conocidísimo y renombrado Swami, Guru o Maestro de Yoga B.K.S. Iyengar (creador del estilo que lleva su mismo nombre) y la verdad es que esta #supercute. Guruji, como cariñosamente era llamado por sus estudiantes, discípulos y pares, cumpliría hoy 97 años, ya que durante el mes de Agosto del 2014, su espíritu se fundió con el universo dejando esta vida terrenal (Recordemos si que el Yogui no mide su vida en años, sino que en el número de sus respiraciones)

Sin duda su legado permanecerá presente durante años. Aquí les dejo parte de la entrevista que Drharmachari Swami Maitreyananda, Presidente de la Federación Internacional de Yoga y creador del Método Purna Yoga Integral, sostuvo con Guruji.

Dharmachari Swami Maitreyananda (DSM): ¿Qué es el Yoga para vos?

Yogacharya BKS Iyengar:  El Yoga está en mi sangre, yo estoy en el Yoga. Está en mi fibra, en mis células. No podría definirlo, soy yo mismo. El Yoga se practica, no sé definirlo. El cuerpo se integra con la mente y la mente con el espíritu. Si podemos entender lo conocido, que es el cuerpo, hacerlo enteramente conocido, entonces liberamos la mente del contacto con lo conocido para entender lo desconocido, que llamamos el ser. Mi práctica de Yoga consiste en ver con el ser, traer este ser a la superficie.

DSM: ¿Qué estás haciendo actualmente?

Yogacharya BKS Iyengar: – Yo siempre estoy haciendo Yoga. No puedo decir: el objeto es Yoga, el sujeto soy yo. El Yoga es sujeto y objeto. Estoy siempre en Yoga. A veces pueden verlo físicamente, en alguna postura, pero cuando estoy simple mente sentado también estoy haciendo Yoga.

Nunca dejaré de sorprenderme de la humildad y liberación con la cual nuestros Maestros comparten las enseñanzas del Yoga. Hoy queda inmortalizado por Google Doodle en Trikonasana, Kapotasana y Parivrrtaikakapada Sirsasana.

Super cute, o no?bks-iyengar-kapotasanae-googledoodle

bks-iyengar-triangle-googledoodle

bks-iyengar-sirsasana-googledoodle

Te animas con alguna de estas Asanas?

Namaste – Krishna Das

#yogaconFe

Sabemos que el Estres(stress o fatiga) es aquella respuesta natural y necesaria que los organismos vivos desarrollan para permitir su supervivencia. La entenderemos entonces como una reacción fisiológica involuntaria del organismo, en la cual entran en juego diversos mecanismos de defensa, todos ellos al servicio de la “mantención” de seguridad y equilibrio ante situaciones amenazantes.

Sin embargo al ser una respuesta inmediata, más se relaciona con el medio en el cual cada organismo se encuentra inserto antes que a la propia voluntad o intencionalidad de este, gran parte del tiempo reaccionamos o actuamos sin mayor conciencia de ello.

El problema aparece entonces, cuando el agitado ritmo que llevamos en la actualidad, el permanente deseo de sobresalir, la competitividad y las presiones externas, convierten a este mecanismo de supervivencia en una patología – pandémica silenciosa.

A esta reacción le llamaremos distress, aquella que genera una sobrecarga de tensión interna que al volverse estable y sostenida en el tiempo, provoca la aparición de diversas anomalías alterando el normal funcionamiento de nuestro cuerpo. La sensación interna y espiritual es de permanecer al límite y verse superado. Perdemos la capacidad de descanso, sufrimos de insomnio de conciliación o interrupción del dormir, para todo nos sentimos apurados generando una permanente sensación de angustia, ansiedad, depresión, falta de ánimo y constante deseo de huida.. Finalmente el efecto que posee en el organismo, puede llegar a ser profundo y en ocasiones crónico.

A mediano plano, ese permanente estado de alerta podría conllevar a generar múltiples trastornos de carácter relacional, dañando vinculaciones importantes con compañeros de oficio, familia, pareja o amistades. A largo plazo y de manera aguda. Alteraciones fisiológicas, neuronales y anatómicas irreparables.

A esta altura, ya nos encontramos a kilómetros de distancia de aquella necesidad y cualidad adaptativa, ese llamado de sobrevivencia ante el peligro o el riesgo (llamado eutress) Posiblemente anulada no siendo capaces de lograr identificarla.

¿Qué podemos hacer?

El Yoga, nos enseña que el ser humano puede aprender a ponerle freno a la actividad, disminuyendo el nivel de tensión. Aquietando la mente logrando incluso vencer aquellas emociones no deseadas. Para ello primero debemos lograr romper con las corazas musculares que sostienen tal tensión, una vez logrado liberamos aquella energía encerrada pudiendo vivenciar cambios significativos en nuestra sensación interna.

Segundo, una nueva educación al ritmo respiratorio nos permite conducir nuestro organismo completo a un estado de mayor oxigenación y relajación. Finalmente, logrando cambiar nuestra “actitud”, abandonando prisas y dejando un tiempo preciado para nosotros mismos.  Las asanas, nos permiten vencer aquellas corazas emocionales, pero para ello siempre debemos detenernos para observarnos, tomar conciencia de cómo estamos llevando nuestra vida y que tan dueño de ella estamos realmente siendo.

Sin duda el Yoga nos abre un camino para restablecer una comunicación con nuestro interior en todos los niveles (físico, mental y emocional), nos devuelve aquello que el estrés nos arrebata, nos prepara y entrena para enfrentar aquellas situaciones que bien sabemos, están ajenas a nuestro control.

En lo personal, en varias ocasiones dentro de la consulta clínica me han preguntado ¿Me ayudará una clase de Yoga para combatir el estrés? Una clase no. Claramente luego de una práctica tu cuerpo estará movilizado, tu respiración se sentirá por completo distinta (incluso más natural) y posterior a Savasana o Relajación te llevarás a casa una sensación de paz maravillosa. Te pregunto yo ahora ¿Cuanto tiempo crees ser capaz de mantener esa sensación?

He aquí la clave: Practica yoga! 1 Clase te ayudará a recordar lo que sentías al estar contigo mismo / misma, y cuando así te sientas disfrútalo y atesóralo como el objeto más preciado del mundo. Una vez que lo pierdas ¿Como te sentirás?

Entonces no tomes solo una clase, continúa y avanza en tu propio camino y proceso.

Actualmente, recomiendo el Yoga a todos mis pacientes independiente del diagnóstico que posean. Y créeme, que los beneficios son invaluables.

Sonríe y Respira YOGA

Namaste

#yogaconFe

Yoga+Image

El Diwali o “festival de las luces“, es un festival hindú que dura cinco días celebrado en la luna nueva del mes de Kartika. El festival comienza en el día denominado Dhanteras, que se celebra el décimo tercer día lunar de Krishna Paksha (cuarto menguante) del mes Ashvin del calendario hindú y finaliza en Bhau-beej, celebrado el segundo día lunar de Shukla Paksha (cuarto creciente) del mes Kartik. Dhanteras por lo general cae dieciocho días luego de Dussehra. En el calendario Gregoriano, Diwali cae entre mediados de octubre a mediados de noviembre.

Durante el Diwali, celebrado una vez al año, la gente estrena ropa nueva, comparte dulces y hacen explotar petardos y fuegos artificiales. Es la entrada del año nuevo hindú, y una de las noches más significativas y alegres del año.

La divinidad que preside esta festividad es Lakshmí, consorte del dios Vishnú. Ella es quien otorga la prosperidad y la riqueza, por eso es especialmente importante para la casta de los comerciantes (vaisyas). También el dios Ganesha es especialmente venerado ese día.

La fiesta tiene lugar en el decimoquinto día de la quincena oscura del mes de kārttika  y puede durar cuatro o cinco días. Conmemora la muerte del demonio Narakasura a manos de Krishna y la liberación de dieciséis mil doncellas que éste tenía prisioneras. Celebra también el regreso a la ciudad de Ayodhyā del príncipe Rāmatras su victoria sobre Rāvaṇa, rey de los demonios. Según la leyenda, los habitantes de la ciudad llenaron las murallas y los tejados con lámparas para que Rāma pudiera encontrar fácilmente el camino. De ahí comenzó la tradición de encender multitud de luces durante la noche.

Las casas se limpian de forma especial y se adornan con diversos motivos y lámparas de aceite o velas que se encienden al atardecer. Es usual celebrar una comida compuesta de sabrosos platos y dulces, hacer regalos a las personas cercanas y familiares, los fuegos artificiales y los juegos. Es el momento para renovar los libros de cuentas, hacer limpieza general, reemplazar algunos enseres del hogar y pintarlo y decorarlo para el año entrante. Es tradición que la diosa favorecerá de forma especial a quienes se reconcilien con sus enemigos.

Se aconseja instalar un altar en un lugar preferente de las casas donde este presente una imagen de Lakshmí a la que se le ofrecerán flores, incienso y monedas mientras se repite el mantra: Om Sri Maha Lakshmí namah.

Al anochecer se abren todas las ventanas y puertas de las casas y en cada una de ellas se realiza un ofrecimiento de luz con una lámpara de aceite o una vela, repitiendo el mismo mantra, para que Lakshmí entre para el resto del año. También se lanzan barcos de papel o lamparillas encendidas a los ríos sagrados, cuanto más lejos vayan, mayor será la felicidad en el año venidero y se elaboran unos diseños llamados manorā, que son unos dibujos hechos en las paredes y que se adornan durante el festival. A la salida del sol es de ritual lavarse la cabeza, lo que tiene el mismo mérito que bañarse en el sagrado río Gangā (el Ganges).

El simbolismo de la fiesta consiste en la necesidad del hombre de avanzar hacia la luz de la Verdad desde la ignorancia y la infelicidad, es decir, obtener la victoria del dharma (la virtud) sobre adharma (falta de virtud).

Los invito a avanzar a la Luz. El Diwali es la festividad más importante de todo India y para este año se celebrará desde el 11 al 15 de Noviembre (En india ya han comenzado las celebraciones).

Esta noche enciende tu Luz, Comparte, Medita y Respira.

yogaconFe.

India
Diwali 2011

Aprender a meditar es una de los grandes regalos que nos podemos hacer día a día. Después de todo es una simple, maravillosa y poderosa herramienta para ordenar, aclarar y desintoxicar nuestras emociones, pensamientos e ideas.

También nos permite prepararnos cual entrenamiento para comenzar cada día, reencontrarnos y observarnos, o simplemente poder estar seguros y confiados a la hora de enfrentar situaciones que nos generen ansiedad, tristeza o inquietud, pero ¿Cómo podemos lograr ese estado de quietud y tranquilidad?

Aquí te dejo unos Tips:

1. Es importante que busques un lugar que e sea realmente cómodo, en el que puedas permanecer sentado sin grandes distractores. Las primeras horas de la mañana, es un perfecto escenario: Sonidos ambientales y temperatura ideal.

2. Es necesario que te sientes de forma cómoda, con tu espalda lo más recta que puedas. No es necesario que realices un Loto de piernas, solo basa con un cruce simple que te permita poner tus rodillas lo más cerca del suelo que puedas (con la práctica iras avanzando en esto). Trata de visualizar un triángulo entre tus rodillas y tu sacro, en caso de que sientas que caerás dormido, esto te permitirá mantener el equilibrio.

3. Cierra los ojos y comienza a respirar. Mantén la atención y concentración en la respiración. Incluso si lo deseas, puedes visualizar como el respirar genera una pequeña vibración o sonido en tu interior. Concéntrate solo en ello.

4. Mantén en todo momento, una respiración abdominal. Esto quiere decir que inhalando por la nariz, inflas tu abdomen y al exhalar por la nariz, tratas de desinflarlo por completo. Esta respiración es clave, ya que te ayudará a profundizar en la meditación y mantener el estado de calma y concentración. Cuando sientas que ya logras dominar esta respiración, puedes ir aquietándola lenta y pausadamente para ello aumentas el tiempo de inhalación y de exhalación.

5.Si aparecen ideas, imágenes o pensamientos. Acéptalas, agradece su presencia y con la respiración déjalas ir. Que esto no te perturbe ni detenga tu estado de calma, recuerda que no podemos ser ajenos ni distantes a la realidad en la cual existimos, pero ojo, no te quedes con ellos. Retoma la conciencia en tu respiración en cada minuto que sientes que algo te “desconecta”.

Durante tu meditación, trata de visualizar un pensamiento positivo y mantén tu atención en este. Si lo deseas, puedes visualizar como de tu interior comienza a desellar un brillo que calma e ilumina. Si quieres puedes pensar en alguna situación o alguna persona que requiera de Luz y de este modo compartir ese estado de Paz con el o ella.

6. No te presiones por cumplir con un “tiempo para meditar” comienza de a poco y ya verás como luego tu mismo ser interno te guiará en “cuanto tiempo meditar”. Posiblemente al comienzo sentirás que los minutos son eternos, luego esa eternidad sera un completo regalo.

Cuando termines tu estado meditativo, regálate un par de minutos para que tu organismo retome lentamente su ritmo normal. Continúa con tus actividades cotidianas, sintiéndote agradecido/a. Recuerda que toda práctica de Yoga, finaliza con una meditación. Te invito a intentarlo, destina un par de minutos diarios o anímate y practica Yoga. Ya verás que los beneficios que iras obteniendo poco a poco serán muchos.

meditateEnergía Solar. Namaste.
#yogaconFe