Cuantas veces nos hemos puesto realmente a pensar en cual es nuestro plan de vida. O si realmente “aquello” que pensamos que queremos, es realmente lo que “queremos”?

Debo serles honesto. Cuando mentalmente me escucho preguntándome esto, me argumento: Fe, ya tienes 33 años y estás pensando como un pequeño. Pues bueno, mi querido “Fe” soy uno de esos tantos adultos que luego de cuestionarse cientos de veces a vida misma, han llegado a a conclusión de que vivo sin “un plan”

Me cuestiono realmente la existencia o no de aquel famoso plan de vida, pues planes … vamos he tenido cientos en estas 33 vueltas al sistema solar: estudiar, trabajar, mudarme, enraizarme en una relación, liberarme de una relación tóxica, reinventarme … estudios, planes de trabajo en un espacio que no me agrada …. hacer agradable ese sitio que detestas, viajes, viajes y mas viajes.

He llegado a la conclusión de que posiblemente mi plan sea simplemente un lo opuesto de las expectativas de mi familia y anhelar la vida de un pasaporte lleno y una backpack con cientos de historias. Pero si ha de ser ese ¿Debería cuestionarme el simplemente no dar el paso?

My dear sister once told me: maybe you just need to admit that your soul doesn’t want be what we want for you … and she was right. Luego de pasar meses, realmente cuestionando mi estilo de vida, pero de modo paralelo movilziando a que otros rompan con esas rutinas y se permitan simplemente crear su propio camino, siento que ha llegado la hora de realmente “salir del closet” y hacerme cargo de mi no plan de vida.

Pensándolo bien, de mi plan de no tener el plan tradicional de vida.

Tal vez, escribo esto desde la adrenalina que me genera estar encerrado un par de horas atravesando aquella parte de Africa, que por cierto nunca he entendido porque no simplemente tomar vía directa y diagonal por el océano desde Europa a Latinoamérica. Sumado con el no deseo de regresar a la rutina del trabajo, que lo haces agradable pero que realmente no te gusta y por mas gratitud que le pongas, sigue siendo ese sitio que detestas y que te hace sentir encerrado y no creativo, o retomar aquellos pendientes que pese a tu estilo liberal de vida, asumiste solo por sentirte con la presión o el compromiso moral, entre tantos etc y mas etc que podría cada uno de ustedes rellenar en la siguiente oración “…………”

Entonces mientras vuelo, he decidido hacer una lista de todas mis pertenencias y jugando a estimular toda mi corteza frontal, pre frontal, lóbulos y sinapsis varias. Recordar los valores que tuvo el adquirirlas y el monto que podrían ingresar para el año sin plan. Pensar en que hacer luego de venderlas, cuanto tiempo me tomaría el cerrar aquellos pendientes bancarios, dejar las cosas en cero y agarrar un pequeño colchón. Que aplicaciones o sitios existen para intercambiar trabajo por hospedaje y comida, o cuanto tiempo me tomaría soltarme para simplemente enseñar yoga en ingles.

Donde llegar hasta el día de partir, cuanto tiempo enganchar el curro, pega o trabajo actual y simplemente enrollar mi mat y simplemente partir.

Ahora que lo escribo y lo releo … noto cuan ansioso me pone, cuanto de aquella ansiedad es temor, boicot y cuanto también es esa fuerza que te impulsa a cerrar los ojos y saltar.

Ok,

Entonces el plan se no tener plan, se transforma en un nuevo plan.

Ya les iré contando. Posiblemente en un par de días desista o tal vez les escriba desde algún lugar recóndito del planeta, el cual estaré llamando hogar.

Hasta ese entonces

Mandemos al carajo los planes e inventémonos nuevos.

Few years ago I’d decided to not care about what people said about me, but my journey was hard.

I’d spend so many years hearing different voices about what I should do, think, wear or expect for my future, most of the time those voices came from home or school and sometimes words could be too hard.

When I was a child bullying wasn’t a problem, so no one was too worried about how kids were on their relationships … and I was fat, shy and small. Also I believe that on those years I was expressing my first steps as a gay young, insecure and small. And teenagehood, comments or fag jokes were too hard that was easier to repress my feelings and the way that I felt about me (gay or not)… I wasn’t fine and too secure about anything. 

I’d started to get fat and hide my self from my self as a way to be protected – I think –

On my last school years, jokes and comments were less but I was unhappier. I wasn’t comfortable with myself, with my body and mind, but for my family everything was just “ok” my grades were how they expected so getting into university life was ready for me. Even so every day felt as a pressure to be better in ways that I couldn’t imagine as an adult.  I didn’t knew when or how was that I just started to create a negative image about me. Anxiety just got calm when I was able to decide whether to eat or not and my life was suddenly governed by an eating disorder that I couldn’t handle it anymore.

On my freshmen year, things were different.

I’d started to had new relationships in a safer environment but I was so scared to tell what was really happening with me. I think that the many changes that my personality had on those years, were the words that mom hear but the damage was done. My words were not mine!

Been anorexic made me stop being fat. But it didn’t stopped me to repress or hate my self. I felt most of the time alone – and I wasn’t – I was depressed.

How hard should been for my family and friends, I’m sorry. But most of all I say sorry and ask for acceptation and forgiveness to my self. And I’m giving it to me.

Everyday we are so exposed to hear many comments about everything. Many times, those comments are about us but not every time are the nicer, cutest or greater: you look too thin, too fat, too tall, too sexual, too gay, too dumb, etc. But once I decided to change the way that we are living and seeing ourselves, magic happens and we start to change.

For me the first change was “to trust”. As I told you dears, I was feeling so alone when I wasn’t and starting to restore family and friends relationships was too helpful. They was worried, I just couldn’t saw it. They didn’t knew how to help me, neither do I. So my first step was not to punish me for punish others, for what was going with me. Also it helps me to clean my breath from negative vibes.

As a psychology student, I knew on those years that therapy will helps. so I’d stared therapy at the beginning 2 times per week. After a few months I was feeling lite and clean, and those voices wasn’t too important to me … “dude you look so thin; Ok, so what?”

Also my big challenge was to recover selfcare and trust in me; the hard one. And believe me wasn’t easy and still isn’t. Some days UI just feel that everything is kind of grey and anxiety comes back. So what really got me in a safe and health path yoga – and guess what : still works !

Today as a therapist I know that therapy, health relationships and a safe environment helps. Also they are one of the important things to work on an eating disorder therapy, but what really helped me to heal the relationship that I was having with my self, was that space that you can create on every yoga practice.

That sacred space in were not everything is good, come on! but one in where  everyday you’ll feel safe enough to feel good enough just to be happy, a space to talk, feel, habitat and been with yourself.

Recover from depress, anxiety, pst or any emotional or mental health issue isn’t simple, but when you start to believe that you can step over from all your shit, stop listening outside and star to listen yourself with kindness and true love and acceptation, please believe me … everything will be easy.

Yes … of course that I would love to have a different story on how I become more awareness and kind and careful with myself. But this is part of my story .. and everyday when I hear  some comments about how others see me with disapproval, I feel so thankful of my former years, because of them now I could just say “Who cares? I’m happy being who I am so please fuck off!”!

I wouldn’t change anything from my life!

I’m sure that was the way that life had and empowerment teachings for me .. and I got them!

So please, please, PLEASE!

If you are feeling just a bit of what I felt … you my dear, are not alone.

Surround yourself with love from family or friends.

Accept your self,  love your nature and who you really are. We – all of us – are so fucking gorgeous. And that’s your medicine, that’s your true love, that’s when recovery really begins.

So guys next time, what if we start to be kinder and less shitty?

Words are powerful, so be aware of them.

Si has experimentado dolor o dificultades físicas o emocionales mientras practicas tus backbends querrás saber que no eres el únic@.

Las flexiones de espalda o mejor conocidas como backbends, pueden resultar complejas en distintas formas. Pero no por eso las dejamos de lado ya que nos entregan beneficios importantes para nuestra práctica. Pero comprender el porqué de las dificultades que podemos tener con ellas, podría sernos útil para estar mejor preparados y concientes en el proceso de “despertar”

EL LADO EMOCIONAL DE LOS BACKBENDS

Los backbends activan principalmente nuestro sistema nervioso simpático, el cual esta encargado de controlar nuestra respuesta de estrés – don´t fuck with me. Del mismo modo, como reaccionamos cuando nos encontramos en alguna situación de alerta o de peligro, podríamos experimentar las mismas emociones que en la práctica de backbends.

Esta emoción aparece con el hecho de que su práctica, resulta una de las posiciones más vulnerables en las que podemos estar. Nuestro pecho y corazón se encuentran completamente expuestos y nuestras respuestas de estrés nos dirán “estamos en peligro” impulsando nuestras acciones a protejernos de esta vulnerabilidad de estar “abiertos” o receptivos.

La sensación de desprotección que sentimos en ellas, también pueden desencadenarnos una avalancha de emociones. Todos comprendemos lo que se siente, el estar presionados emocionalmente todo el tiempo y cuando liberador y grato se siente salir de esos estados emocionales, mas cuando estas sensaciones provienen del movimiento corporal. Pese a ello, las aperturas de corazón en la práctica de yoga, nos entrega una serie de beneficios en ser concientes y abrirnos a nuestras emociones, incluso cuando es a través de la hiperflexión de nuestra zona lumbar.

¿Que nos ocurre entonces?

Las emociones y sensaciones que nos revela su práctica, claramente no están dentro del listado que usualmente solemos identificar en el ritmo diario de la vida. Generalmente vamos “hacia adelante” e incluso al retroceder, tendemos a girarnos y seguir con marcha delantera. ¿Cuántas veces al mes, para tomar algo que esta detrás de ti vas a un puente y lo tomas?

¿Como practicarlas?

Estimulemos el chakra del corazón anahata permitiéndonos sentirnos más receptivos a nuestras emociones, experiencias y relaciones.

Liberemos emociones como la frustración, temor, rabia, tristeza e incluso la alegría y amor. Observémoslas con distancia para no sentirnos con el deber de manejarlas en todo momento.

Retemos nuestros límites, siempre reconociendo cuanto “más allá” deseamos o podemos avanzar.

EL LADO FÍSICO DE LOS BACKBENDS

Uno de los retos básicos de los backbends, es que diariamente nuestras actividades no incluyen flexiones traseras de nuestra columna vertebral. Al agacharnos para coger algo, al atarnos los zapatos o al vestirnos cada mañana usualmente el movimiento que realiza nuestra columna es “hacia adelante”, por lo que cualquier acción que nos lleve “hacia atrás” será algo que nuestra columna no logrará reconocer como habitual.

La activación de nuestro sistema nervioso simpático; el encargado del “don´t fuck with me” puede hacernos sentir en peligro ante estos movimiento inusuales, generando una mayor secreción y liberación de hormonas como lo son la adrenalina y cortisol, aumento en la frecuencia cardiaca o aumento en niveles de azúcar en la sangre.

Tales respuestas metabólicas normalmente nos ayudan a resolver situaciones de riesgo, enviando más energía a la sangre, mayor oxigenación a nuestros músculos en caso de que necesitemos correr o huir de alguna situación peligrosa. Cuando estamos en el backbend: la necesidad de abandonar la postura.

¿Cómo evitamos la tension durante la práctica?

Rotar los hombros y abrir el pecho mediante la elevación del esternón, te ayudará a liberar la mayor sensación de presión en la parte alta de nuestra espalda.

Trabajando desde los flexores de nuestras caderas y aumentando la activación y fuerza de nuestras piernas y musculatura lumbar.

Aumentando la conciencia del movimiento de nuestra columna vertebral (espina dorsal)

Simples movimientos para flexibilizar tu columna vertebral

Fe

¿Estamos tan conscientes de que nuestra sexualidad se constituye en sí misma como un derecho humano y con ella, una expresión de cuan libres sexualmente podemos llegar a ser?

Por si no lo sabías. En el año 1997 en el Congreso Mundial de Sexología realizado en la bella ciudad de Valencia (España). Es revisada y aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología, en adelante WAS, la promulgación de lo Derechos Sexuales, con la cual desde el ámbito de la sexología moderna, nos posicionamos a la hora de pensar en nuestras libertades en lo que a las artes amatorias, eróticas, afectivas y sexuales, corresponde.

Años más tarde, en el 14º congreso Mundial de Sexología desarrollado en Hong Kong, se definen a sí mismo como:

“Los derechos sexuales son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad inherentes a todos los seres humanos. Dado que la salud es un derecho humano fundamental, la salud sexual debe ser un derecho humano básico”.

Por lo que desde tal promulgación, comprenderemos que la salud sexual, será siempre el resultado de un ambiente que reconozca, respete y ejerza estos derechos.

Aquí les dejo la lista completa:

1. El derecho a la libertad sexual. La libertad sexual abarca la posibilidad de la plena expresión del potencial sexual de los individuos. Sin embargo, esto excluye toda forma de coerción, explotación y abuso sexuales en cualquier tiempo y situación de la vida.

2. El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexuales del cuerpo. Este derecho incluye la capacidad de tomar decisiones autónomas sobre la propia vida sexual dentro del contexto de la ética personal y social. También están incluidas la capacidad de control y disfrute de nuestros cuerpos, libres de tortura, mutilación y violencia de cualquier tipo.

3. El derecho a la privacidad sexual. Este involucra el derecho a las decisiones y conductas individuales realizadas en el ámbito de la intimidad siempre y cuando no interfieran en los derechos sexuales de otros.

4. El derecho a la equidad sexual. Este derecho se refiere a la oposición a todas las formas de discriminación, independientemente del sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o limitación física o emocional.

5. El derecho al placer sexual. El placer sexual, incluyendo el autoerotismo, es fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual.

6. El derecho a la expresión sexual emocional. La expresión sexual va más allá del placer erótico o los actos sexuales. Todo individuo tiene derecho a expresar su sexualidad a través de la comunicación, el contacto, la expresión emocional y el amor.

7. El derecho a la libre asociación sexual. Significa la posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables.

8. El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables. Esto abarca el derecho a decidir tener o no hijos, el número y espaciamiento entre cada uno, y el derecho al acceso pleno a los métodos de regulación de la fecundidad.

9. El derecho a información basada en el conocimiento científico. Este derecho implica que la información sexual debe ser generada a través de la investigación científica libre y ética, así como el derecho a la difusión apropiada en todos los niveles sociales.

10. El derecho a la educación sexual integral. Este es un proceso que se inicia con el nacimiento y dura toda la vida y que debería involucrar a todas las instituciones sociales.

11. El derecho a la atención de la salud sexual. La atención de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y trastornos sexuales.

Durante la mayor parte de nuestra vida, nuestros derechos respecto a cómo vivimos, sentimos o pensamos la sexualidad, han estado mediados desde una mirada socialmente externa. Desiciones de terceros, movimientos sociales o incluso constituciones que nos entregan una pauta rígida de cómo disfrutarnos o no.

Sentimos que somos “dueñes” de lo que hacemos, cuando y con quién. Más aun, con cuanta periodicidad practicamos libremente nuestra sexualidad desde el acto o coito propiamente tal o simplemente desde el contacto con otros. No obstante, en más de alguna ocasión hemos recibido miradas, críticas, prejuicios de otros; muchas veces, hemos sido esos “otros” a la hora de hablar de la actividad o vida sexual de terceros, o nos ha inundado el temor del no poder expresarnos sexualmente hablando.

Tanto así, que el entendimiento de la sexualidad históricamente ha mutado desde la libertad plena en sus prácticas a la represión máxima de ella, siendo desplazada a fines netamente reproductivos. Para tener un nuevo vuelco y posicionarse en el lugar que hoy se encuentra. Pero, ¿Cuál es precisamente ese lugar? Si después de todo, aun pareciera extraño escuchar adultos quienes se proyectan en su vida sin fines reproductivos, comprendiendo la constitución de la familia sin hijos, la elección de parejas sexuales del mismo sexo, conceptos de golfe, guarre, suelte, etc, significados negativos o cuestionadores de quienes adquieren algún juguete o facilitador del goce sexual. O a mi parecer más preocupante aún, como el vivir o experimental la propia sexualidad a través de la estimulación de nuestra corporalidad o masturbación, puede ser considerada por muchos como no sana, secreta o incorrecta.

Todo esto, me lleva a preguntarme, ¿Qué tan libres somos a la hora de pensar en el sexo?

Muchas veces, he escuchado o sostenido conversaciones con amigos, colegas e incluso clientes. Respecto de que consideramos como libertad en lo que sexo se refiere. Si bien, hoy podemos mantener un comportamiento y una vida sexual bastante “abierta”, la práctica nos muestra que en cada una de nuestras acciones se encuentran estas ideas de lo correcto, lo aceptado o lo moral. El goce incluso por lo “oculto” o lo “secreto” sin darnos cuenta cómo nuestro actuar pudiese estar influenciado por esto en lo que podríamos sentir como la ausencia de una protección a nuestros derechos sexuales.

¿Qué es entonces la llamada libertad sexual? Existen, cientos de definiciones fáciles de encontrar, es más si hacemos el pequeño ejercicio de googlear, una de los primeros resultados que encontraremos, será la definición expuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

“La libertad sexual, corresponde a un acercamiento positivo y respetuoso hacia la sexualidad y las relaciones sexuales, así como la posibilidad de obtener placer y experiencias sexuales seguras, libres de coerción, discriminación y violencia”

Les pregunto yo ahora, ¿Qué les pasa cuando leen esta definición?

Personalmente, mientras más investigo, reflexiono o indago en el tema. Mi sensación de ambivalencia en mi propia libertad sexual aumenta.

Creo que pese a las distintas promulgaciones “de papel” que hoy rigen nuestros “derechos o libertades”, la principal revolución sexual es aquella que cada une de nosotres, es capaz de sostener con uno misme: ¿Cuan libre te sientes? ¿Cuan plene te sientes contigo misme o con otres?

En lo personal, comencé a sentirme libre cuando fui capaz de habitar mi propia corporalidad y mi propio goce. Luego de años de sentirme condicionadamente libre o reprimido en mis deseos o necesidades, cuando fui capaz de resignificar el propio goce, fui también capaz de sentirme fluir en mi sexualidad.

Creo que es un tema que da para mucho y es tremendamente necesario de observar. Cuando más seamos capaces de hacernos estas preguntas, mas flexibles seremos a la hora de resignificar y flexibilizar la educación sexual que hemos recibido y con ella, la que estaremos entregando a las nuevas generaciones.

Mi invitación?

Disfrutemos, en compañía, sin prejuicios, en nuestra mismidad y por sobre todo, en respeto y mutuo consentimiento. De pronto así nos evitamos tanta represión, cuestionamientos y castigos por sentirnos de un modo diferente a lo que el resto espera de nosotres, incluso del “nosotres sexual”

Fe.

Sometimes things looks harder than they really are

I still remember how I felt on 2011 when I was trying to decide if to apply or not, to a yoga teacher training “Me as a yoga teacher?” Come on, imposible!

I didn’t was conscious how was that I really applied and also, finished it.  After that on my way back home I just decided to forgot it (no more yoga for Fe) A few years after, I was back in India, this time to a new training but now, as a yoga teacher (always a student). So what happen?

I would love to be able to tell you all about it! But I didn’t realise when I was stepping into a mat and introducing myself as a yoga instructor. I guess that when you just release all your fears and obstacles, magic just comes out.

After that and a few more trainings, I still can’t realised when was that moment, when yoga decided for me to be a new path and a new way of living and I just let it do it.

Sometimes, let’s be  honest … I’m so scared.

Friends ask me … “Fe, how can you paid all your bills being just a yoga teacher?” and I- know that part of that answer comes to my former job as a Therapist.

I’m still trying to build a new reality for my life, in were yoga could be my principal job. I know that could be possible, with hard work, being persistent and loving what I do (and that’s the harder part, not every day is a full roses field) But also I don’t want to miss my connection with others in the therapy wave, where everything is a new chapter to discover.

I think, that as everyone. I do have my fears and my job shits; insecurities and stubbornness. But I also really believe that Im able to do whatever I want to, because I can, I feel wise (most of the time) and Im trying always to be more honest and kind with myself.

But of what I’m sure, is that the only way to surfer all of them is doing what we love. Even if the way looks scary, dark or cold. So next time that you my dear feel a bit scared about your job, your future or just of what you are doing now, ask to yourself … Do I really love what I’m doing and of what Im suffering for?

Also, not everything is yellow or grey!

I think that if we really want a change we need to accept our both sides … after all, it’s what makes us human.

 

I would love to hear your story.

Do your shit and feel your freedom!

Love y’all.

Algunos días, las cosas parecen más complejas de lo que realmente son.

Aún recuerdo como me sentía en el 2011 cuando trataba de decidir si postular o no a la formación como instructor de yoga. “Yo instructor? Por favor, Imposible!”

La verdad es que no supe como fue que postulé y además, como fué que lo terminé. Pero de nada importaba en ese momento si de regreso a casa, ya optaba por olvidarme de aquella bella experiencia y no continuar con la práctica (no más yoga para Fe). Años más tarde, estaba de regreso en India, pero esta vez para un nuevo entrenamiento, ya como profesor de yoga (y siempre estudiante). Entonces, que paso?

Me encantaría poder contarles todo! Pero no fui capaz de darme cuenta, cuando estaba pisando un mat de yoga y presentandome como el instructor de la clase. Supongo que cuando simplemente te liberas de todos tus temores y obstáculos, la magia ocurre.

Pese a que cada día me siento más consciente, aun no logo darme cuenta de cual fue el momento en que el yoga decidió por mí. Convertirse en mi nuevo camino y una nueva forma de vivir … yo simplementé permití que así fuera – yoga hizo el resto –

A veces, seamos honestos … pese a tanta certeza, siento temor.

Mis amigos constantemente me preguntan …”Fe, como puedes vivir siendo solo profesor de yoga?” y se que parte de esa respuesta es gracias a mi trabajo formal como terapeuta (y tal vez esto es lo que me atemoriza)

Aún trato de crear una realidad donde el yoga pueda ser mi trabajo principal. Se que es posible , con trabajo duro, siendo persistente y amando lo que hago (y esa es la parte más compleja, poque no todos los días son un jardín de rosas) Pero tampoco quiero perder la conexión que la terapia te permite con otros, donde todo es un nuevo capítulo por descubrir.

Creo que como todos, siento temor, shits en el trabajo; inseguridades y testarudeces. Pero también creo que soy capaz de hacer lo que quiera hacer, porque puedo, porque me siento con la sabiduría (la mayor parte del tiempo) y porque siempre estoy tratando de ser más honesto y noble conmigo mismo.

Pero de lo que estoy seguro, es que la única forma de surfearlas es haciendo lo que amamos. Incluso si luce complicado, oscuro o frío. Entonces la próxima vez queride, que te sientas un poco temeroso sobre tu trabajo, futuro o simplemente de lo que estas haciendo “ahora”, pregúntate … ¿Realmente amo lo que estoy haciendo y por lo que estoy sufirendo?

Además, no todo es amarillo o gris.

Creo que si realmente deseamos un cambio, necesitamos aceptar nuestras polaridades. Después de todo, es lo que nos hace humanos.

Me encantaría esuchar tu histroia.

Haz tu porpia mierda y siéntete libre

Les adoro

Este fin de semana, empacamos Mat y un par de cosas para tomar vuelo Rumbo al norte de mi país, donde tuve el agrado y placer de trasladar la práctica de yoga. Y de realizar el primer Workshop de la temporada 2017, específicamente a la Escuela de Yoga & Surf “Vika Yoga” en Playa Chinchorros – Arica.

Habitualmente sus prácticas incluyen Hatha Yoga, Vinyasa y Aero Yoga como forma de sintonizar las vibes y disfrutar de la eterna primavera que ofrece la ciudad. Con una bella vista al Mar, sintiendo toda la brisa y temperatura del arena, Vika ofrece prácticas diarias de estos estilos seguido de clases de Surf. Pero esta vez era hora de surfear ya no desde la tabla, sino que desde nuestros Mats.

Sintonizamos y nos unimos al Agua con Jala Namaskar. Desde la raíz o fundación soltamos toda la energía del prana simplemente para danzar con ella, sumado de las permanentes caricias del sol, brisa marina (que por cierto, en casa se ven algo ocultas con este Invierno) el ondear de un par de palmeras que están cercanas a la sala y todo el Reggae Dub de mi lista playera Thailand 2017.

Finalizada la práctica tras sonrisas y danzas Vika nos tenía preparado un maravilloso Chai con la receta que aprendimos en nuestra estadía en India (Compartimos este verano yoga, meditaciones y devoción) para dar bienvenida a la noche en el fundir del sunset, compartir nuestras experiencias y un par de anécdotas, para luego recibir a un nuevo grupo de practicantes.

Para el resto de la velada, nos alineamos a nuestra energía Lunar, luego de surfear las olas del prana en esta escuela de surf yoga. Era tiempo de agradecer y rendir tributo a nuestro planeta. Nos enraizamos en Bhumi Namaskar seguidos de Pranams, Mantras, un  bello set list adquirido por mi buen amigo, mitra, maestro Juan Gabriel, y todo el Prana flow. Para finalizar nuestro encuentro, nuevamente con un rico Chai y todo el amor de nuestros corazones pulsando en un eterno fluir.

Gracias Vika, por todo tu cariño y confianza a la hora de abrirme las puertas de tu maravillosa sala. Que honrado me siento al poder haber compartido mi practica con tus yogis/nis y haber pulsado en tu hogar. Para aquellos Ariqueños que estén leyendo este post y deseen tomar clases de yoga, no duden en visitar vika-yoga.com donde también podrán acceder a tips de alimentación saludable y a todas las asesorías que puedan requerir de esta bella yogini veggie experta.

Aquí les dejo un par de fotos de nuestro primer Workshop “Despertando el Prana”.

 

Recuerda que este 26 de Agosto estaremos con los Amigos de Portal Yoga en Santiago, despertando y activando más Prana Vinyasa Flow!

Que la corriente no pare. Om Namah Shivaya a esta bella Tribu Prana Vinyasa que poco a poco comienza a crecer, Namaste!

“Abraza el fluir y permite que el prana te guíe”

Prana Vinyasa Flow® es un enfoque energético, creativo y con una amplia variedad de formas de encarnar el fluir del Yoga, cultivado por su creadora Shiva Rea, en fusión de su práctica y sadhana personal y las enseñanzas recibidas de Sri. Krishnamacharya, Tantra, Ayúrveda, Bhakti y su plena pasión por la danza y el surf.

Desde un enfoque clásico e innovador en Vinyasa, los practicantes surfearán las olas y el fluir del Prana, como la fuente universal que es, tanto para la vida y energía como para la inteligencia consciente. En este danzar y transitar, desarrollamos la estabilidad frente a los cambios que la vida constantemente nos ofrece, nos muestra un camino para transformar viejos hábitos y creencias, despertando todo nuestro potencial y creatividad.

Prana Vinyasa o Prana Flow, se basa en la comprensión del prana como la energía universal de la vida. Desarrollando la sensibilidad de percibir las direcciones de su movimiento, permitiendo el fluir natural en la vida diaria. Mediante secuencias armónicas, conectadas de modo natural (vinyasa) junto a la respiración, activaremos el flujo del Prana. Con ayuda de la música, mantras, mudras y pranayamas conectaremos de forma consciente con los ritmos naturales del planeta y de todos los elementos.

unnamed

Te invito a vivir, amar, servir a la vida en todas sus formas y ser parte de esta maravillosa #PranaTribe

 

Cientos de ideas aparecen en el mar de mentes pensantes cuando les pronuncias estas 4 letras que unidas dicen “Yoga”. ¿Religión, Espiritualidad, Ejercicios, Sectas? Entre otras tantas fantasías que pueden existir. Pero, ¿de qué estamos realmente hablando cuando decimos yoga?

IMG_7482

Vamos por parte!

Primero es necesario mencionar que existen cientos de definiciones respecto de lo que Yoga, realmente es. Todas ellas provenientes de distintos libros sagrados que resumen la creación del “todo” o que simplemente reúnen aquellos relatos mitológicos respecto de la historia de India (país generalmente relacionado con el yoga). Pero tomemos un par:

Yoga o yug en sánscrito significa literalmente “Unión”, ¿Será que el yoga entonces es el pegamento histórico de la humanidad? Si pensamos en que realmente es aquello que nos permite unir, nos preguntamos entonces ¿Qué es aquello que estamos uniendo? Cuerpo, mente y espíritu.

El yoga como practica en su totalidad, es una disciplina que como ya hemos mencionado proviene desde la antigua India, como una forma de acceso a aquella energía y/o sabiduría superior propia de los Dioses (dirá la filosofía). Pero si deseamos visualizarlo como este fin ultimo, también debemos comprender que la práctica de asanas o posturas de yoga, solo es un porcentaje pequeño pues nos servirán de ayuda para obtener un estado de mayor percepción e iluminación.

Es común que la practica occidental o moderna nos permita comprender al yoga solo como el desarrollo de esta actividad física. Y pues bueno, como tenemos que asumir la época en la que nos planteamos esta pregunta, diremos que la obtención de esta unión la encontraremos en aquel sutil movimiento que conecta nuestras intenciones, con posturas físicas a través y gracias del ritmo de nuestra respiración. Conciencia, Aceptación y Movimiento (parte de mi propia definición). De esto nacerán entonces, distintos estilos o formas de abordar la práctica. Dependiendo de si deseamos un trabajo mas físico, dinámico o preciso (por ejemplo el Vinyasa Flow, Ashtanga, Hatha, etc.)

Por otro lado, el “Gita” o en su nombre real Bhagavad Gita. Libro sagrado que para aquellos que rayamos con la historia en su modo mas mitológico yogi ever posible, de seguro nos ha de encantar. Nos plantea el Yoga como un “Hacer”, pero ojo que no cualquier tipo de hacer.

Vamos un paso atrás. El Gita es una recopilación de las enseñanzas que Krishna, le entrega a su primo Arjuna en el campo de batalla. Donde este último, como líder de su bando debe tomar la difícil elección de si ir o no a la guerra, pensando que además en el bando opuesto ha de encontrar conocidos, antiguas amistades e incluso a parte de su familia.

¿Cómo luchar contra esta gente a quien conozco o he conocido?

Krishna en su natural y metafórica manera, le muestra a Arjuna los distintos caminos que este podría llegar a tomar: El actuar, El renunciar, El hacer lo “correcto” o simplemente el “Hacer” de la mejor manera posible. En algún futuro post ya entraremos en detalle respecto al Gita, pues como ya lo he dejado ver simplemente es un libro que encabeza mi literatura nocturna. Pero quiero rescatar aquello que une estos enunciados desde el “Hacer”.

¿Cuántas veces de seguro nos hemos visto en este dilema. Hacer o no hacer, o finalmente que hacer? Pues bueno, aquí Krishna nos entrega esta maravillosa lección: Yoga es, ese “Hacer”. Por ello diremos que cuando practicamos yoga, estamos permitiendo la acción.

¿Qué tipo de acción estamos permitiendo a través del Yoga? Las eternas reflexiones filosóficas podrán dar cuenta de esta pregunta. Mas me quedo con esta propuesta: Hacer desde la mejor manera posible, para que esto finalice en hacer lo “Correcto” sin entrar en detalle de que será o no lo correcto, pues ya sabemos que la subjetividad hoy, nos permite todo. Sin importar aquello que estemos haciendo, practiquemos yoga y hagámoslo de la mejor manera que sabemos hacer las cosas, y de una buena vez dejemos de hacer las cosas a medias. Esto será aquello que nos permita saber cuando actuar y que cosas dejar en el camino, teniendo claridad de lo que esta en juego, pero cuando hacemos lo que sentimos correcto finalmente estamos actuando “bien”.

“El yoga es el equilibrio de la mente, el método de conocimiento intuitivo y la habilidad en la acción. Es la disciplina de la devoción lo que nos libera del dolor” Me encantaría recordar aquel ejemplar donde me encontré con esta definición, pero siempre he pensado que es la traducción más completa y amigable que existe del Bhagavad Gita.

Finalmente Patanjalí, o cariñosamente nombrado “Tío Pata” durante mis años de formación. Describe el yoga como aquel camino que nos llevará a la cesación de las fluctuaciones de la mente. Camino de 8 pasos que todo yogi habrá de practicar con el objeto de obtener aquel estado de liberación en el mas puro éxtasis del Samadhi.

Estos pasos han sido conocidos también como Yoga Sutras: Yamas o reglas de comportamiento del Yogi, Niyamas o aspiraciones en la conducta diaria, Asanas o posturas de Yoga, en trabajo introspectivo que entrega Pratyahara, Dharana o el desarrollo de la concentración, Dhyanam o trabajo meditativo y finalmente el Samadhi o iluminación. Con ello, finalmente reconociendo el trabajo físico pero contextualizándolo en aquellas acciones (nuevamente el hacer) que nos permitan vivir en plenitud, muchas veces debiendo cambiar o sustituir ciertas acciones propias del día a día (la renuncia).

Ahora si somos justos y pensamos en que estas definiciones tienen miles de años y ciclos solares, ¿Cómo rescatamos aquello que finalmente hoy nos permita comprender lo que el yoga en su esencia es?

Hemos hablado de comportamientos y actitudes, hemos hablado de historia, de toma de desiciones, de conexión entre el movimiento, la respiración, conciencia y aceptación. ¿En que minuto entramos entonces al terreno de las Sectas, entrenamientos puramente físicos o Religiones? Es cierto que cualquier exceso puede ser algo sectario, que si nos centramos solo en una practica física trabajaremos de una forma completamente amigable nuestra musculatura y que si realizamos nuestra practica con devoción posiblemente estemos entrando en el terreno religioso, pero luego de haber leído esto ¿Realmente no crees que es algo más allá de todo eso?

Sea cual sea tu definición o concepto previo a este post o a la practica, te invito a que reflexiones sobre ello. Finalmente el Yoga no es mas que un sistema, y que como todo sistema nos permite acceder, comprender, calmar, reestablecer y cuanto verbo exista que sea seguido por un adjetivo sinónimo de bienestar. Recuerda, hacer aquello que sea necesario de la mejor manera posible; lo correcto, para simplemente unir nuestro cuerpo, mente y espíritu, y así tal vez algún día poder desbloquear esa puerta que nos mantiene ajenos de toda iluminación.

Como siempre digo. “Hey estamos en un mundo moderno, que no te cuenten el cuento”, ve a la fuente, ve a los textos, ve a la practica de manera sencilla y permite que el yoga sea quien te muestre su verdadero rostro. No una religion que te diga que hacer o que no hacer, o una secta que te exija, ni menos un entrenamiento físico que no te permita flexibilizar comidas y simplemente descansar.

Sonríe y Respira Yoga.

Namaste.

@yogaconfe

 

 

 

 

 

El pasado domingo 17 de Julio, tuve la maravillosa posibilidad de acompañar a la gente de Mall Plaza (Santiago) en una nueva Expo Yoga y Bienestar. Iniciativa realizada aproximadamente hace un año, que solo había conocido a través de otros profesores amigos o alumnos de Yoga.

En esta oportunidad pude vivir de cerca la experiencia Yoga Mall.

Mall? Si la actividad organizada por la cadena de Centros Comerciales se realiza dentro del espacio que este dispone para el amplio comercio que en su interior puedes encontrar. Habilitando un grato espacio con todo lo necesario para disfrutar de tu práctica – una vez que logramos concentrarnos en la respiración y practicar pratyahara – participar de alguna charla educativa, cantar al ritmo del Kirtan aquellos mantras que en más de alguna ocasión habrás escuchado al entrar a la Sala de Yoga o al checar las listas que Spotify te ofrece cuando digitas las palabras Namaste, Yoga o India.

Me había tomado un tiempo el decidir si publicar o no este post. Debo reconocer que siempre sentí como danzarines antagónicos el Yoga con un Centro Comercial. Pero luego de sentirlo y meditarlo, independiente de sus propias diferencias creo que lo valioso y valorable de esta actividad, es el poder acercar y llevar a distintos lugares personas nuestra maravillosa práctica. Compartir aquello que nos hace vibrar y contagiar poco a poco, desde la experiencia misma, todos los beneficios que el Yoga quiere crear en tu vida.

Para esta ocasión, nos hicimos presente con una práctica restaurativa de Purna Flow. Movilizamos y generamos armonía y melodía fundiendo nuestra respiración y presencia. Teniendo el agrado de cerrar el día acompañados del sonido de los cuencos y de la buena onda de todos los participantes.

Aquí les dejo un pequeño recuerdo.

GAFV4515[1]

 

Que si lo volvería hacer? Claro! Yoga para todos y en TODOS lados (Nota para la gente de Mall Plaza: Cuando quieran!) Hasta ahora conservo este recuerdo como el primero que encabezará la lista de los 101 lugares inesperados para compartir una clase.

Energía Solar.

Sonríe y Respira Yoga.

Namaste.

@yogaconfe