Backbends: ¿aliadas o enemigas?

Si has experimentado dolor o dificultades físicas o emocionales mientras practicas tus backbends querrás saber que no eres el únic@.

Las flexiones de espalda o mejor conocidas como backbends, pueden resultar complejas en distintas formas. Pero no por eso las dejamos de lado ya que nos entregan beneficios importantes para nuestra práctica. Pero comprender el porqué de las dificultades que podemos tener con ellas, podría sernos útil para estar mejor preparados y concientes en el proceso de “despertar”

EL LADO EMOCIONAL DE LOS BACKBENDS

Los backbends activan principalmente nuestro sistema nervioso simpático, el cual esta encargado de controlar nuestra respuesta de estrés – don´t fuck with me. Del mismo modo, como reaccionamos cuando nos encontramos en alguna situación de alerta o de peligro, podríamos experimentar las mismas emociones que en la práctica de backbends.

Esta emoción aparece con el hecho de que su práctica, resulta una de las posiciones más vulnerables en las que podemos estar. Nuestro pecho y corazón se encuentran completamente expuestos y nuestras respuestas de estrés nos dirán “estamos en peligro” impulsando nuestras acciones a protejernos de esta vulnerabilidad de estar “abiertos” o receptivos.

La sensación de desprotección que sentimos en ellas, también pueden desencadenarnos una avalancha de emociones. Todos comprendemos lo que se siente, el estar presionados emocionalmente todo el tiempo y cuando liberador y grato se siente salir de esos estados emocionales, mas cuando estas sensaciones provienen del movimiento corporal. Pese a ello, las aperturas de corazón en la práctica de yoga, nos entrega una serie de beneficios en ser concientes y abrirnos a nuestras emociones, incluso cuando es a través de la hiperflexión de nuestra zona lumbar.

¿Que nos ocurre entonces?

Las emociones y sensaciones que nos revela su práctica, claramente no están dentro del listado que usualmente solemos identificar en el ritmo diario de la vida. Generalmente vamos “hacia adelante” e incluso al retroceder, tendemos a girarnos y seguir con marcha delantera. ¿Cuántas veces al mes, para tomar algo que esta detrás de ti vas a un puente y lo tomas?

¿Como practicarlas?

Estimulemos el chakra del corazón anahata permitiéndonos sentirnos más receptivos a nuestras emociones, experiencias y relaciones.

Liberemos emociones como la frustración, temor, rabia, tristeza e incluso la alegría y amor. Observémoslas con distancia para no sentirnos con el deber de manejarlas en todo momento.

Retemos nuestros límites, siempre reconociendo cuanto “más allá” deseamos o podemos avanzar.

EL LADO FÍSICO DE LOS BACKBENDS

Uno de los retos básicos de los backbends, es que diariamente nuestras actividades no incluyen flexiones traseras de nuestra columna vertebral. Al agacharnos para coger algo, al atarnos los zapatos o al vestirnos cada mañana usualmente el movimiento que realiza nuestra columna es “hacia adelante”, por lo que cualquier acción que nos lleve “hacia atrás” será algo que nuestra columna no logrará reconocer como habitual.

La activación de nuestro sistema nervioso simpático; el encargado del “don´t fuck with me” puede hacernos sentir en peligro ante estos movimiento inusuales, generando una mayor secreción y liberación de hormonas como lo son la adrenalina y cortisol, aumento en la frecuencia cardiaca o aumento en niveles de azúcar en la sangre.

Tales respuestas metabólicas normalmente nos ayudan a resolver situaciones de riesgo, enviando más energía a la sangre, mayor oxigenación a nuestros músculos en caso de que necesitemos correr o huir de alguna situación peligrosa. Cuando estamos en el backbend: la necesidad de abandonar la postura.

¿Cómo evitamos la tension durante la práctica?

Rotar los hombros y abrir el pecho mediante la elevación del esternón, te ayudará a liberar la mayor sensación de presión en la parte alta de nuestra espalda.

Trabajando desde los flexores de nuestras caderas y aumentando la activación y fuerza de nuestras piernas y musculatura lumbar.

Aumentando la conciencia del movimiento de nuestra columna vertebral (espina dorsal)

Simples movimientos para flexibilizar tu columna vertebral

Fe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s