Ganesha

La historia detrás de la Cabeza de Elefante: El Destructor de obstáculos.

Una historia que a Prema le gusta escuchar cada vez que nos Yogui vemos.

 

Mi primera vez con Ganesha fue al terminar la Secundaria. Estaba iniciándome en el mundo del Yoga, cuando al entrar a aquel salón que sería testigo de mis primeras Meditaciones y Adho Mukhas, aparece aquella prominente cabeza de elefante y mirada serena, dándome la bienvenida. Sólo ello bastó para que naciera desde mí, completa y extraña adoración ante esta imagen – al principio extraña, hoy sumamente comprendida y necesaria en cada una de mis prácticas – de la que no lograba dejar de imaginar, cuál sería la historia que me explicaría curiosa unión Elefante – Humano.

Paso un par de años hasta que pudiera comprenderlo, al consultar con mi Instructor, él no supo dar respuesta que saciara mi voraz curiosidad de conocimiento. Para el 2011 las vueltas de la vida me habían transportado miles de kilómetros de distancia, otro idioma, otro horario y otro país. Caminaba por una de las laberínticas calles de la Ciudad amurallada de Jaisalmer (en otro post les contaré más en detalle) cuando entre ladrillos y piedras caídas me encuentro nuevamente con su imagen. Curiosamente, a pesar de que en India puedes encontrar representaciones de Ganesha por todos lados, recién 2 semanas iniciada la aventura fui a tomar conciencia de que ahí estaba la respuesta de mis curiosas inquietudes.

image1

 “I see that you are looking to Lord Ganesha. Let me tell you his story”

(les dejo la imagen que llamó mi atención en esta bella ciudad)

 Espero poder traducir la historia:

Parvati, esposa de Shiva, siempre deseó concebir un hijo, sin embargo Lord Shiva creyendo que esto debilitaría sus fuerzas se negaba. Un buen día antes de que partiera a combatir en batalla, Parvati al despedirse le arranca un poco de cabello, con el cual en su ausencia extrae la esencia de su marido y concibe al hijo de ambos.

 Cuando nació Ganesha, el hijo de Parvati demostraba un gran amor filial, una absoluta sumisión a las órdenes de sus superiores. Ocurría a veces que la diosa deseaba quedarse sola en su palacio. Entonces colocaba al buen Ganesh al lado de la puerta, diciéndole que no dejara pasar a nadie sin su autorización. Así tenía por seguro que nadie la molestaría sin su consentimiento.

Pero un día Shiva, que deseaba ver sin tardar a su esposa, quiso entrar en el palacio de la diosa. Ganesha, que siempre respetaba la consigna, preguntó por la autorización que debía tener de su madre; y al ver que su padre no la tenía, le negó la entrada. Furioso, Shiva sacó su espada y con un solo golpe hizo saltar la cabeza de su hijo. La cabeza rodó por una pendiente, desapareció y sólo quedó delante del palacio el cadáver decapitado.

Parvati quedó sumamente afligida y asolada. Entonces Shiva, no pudiendo soportar la tristeza de su esposa, prometió sustituir la cabeza del recién nacido por la del primer ser vivo que oportunamente pasara por delante en su amplia selva, enviando a los Ganas (su ejército) por ese cometido. Al regresar cumpliendo con la orden, con el único ser vivo recién nacido Shiva extrae su cabeza. En Tandava o danza sagrada e invocando el poder de transformación – creación, en compañía de Visnu y Brahama (Trimurti), le entrega vida nueva al pequeño Ganesha. Al reencontrarse Parvati con su pequeño hijo, pensó que su cabeza era muy grande, a lo cual Shiva en afirmación le explica que es el tamaño perfecto para contener todo el amor y todo el Universo.

Las principales cualidades del elefante son la sabiduría y fortaleza. Su enorme cabeza, representa ambas: El conocimiento del todo, del universo que habita en su interior. Los elefantes no caminan alrededor de los obstáculos, ni estos los detienen: Simplemente los quitan del medio y siguen su camino. Entonces cuando rendimos culto a él, esas cualidades se transmiten a nuestro camino.

Su gran panza representa la generosidad y total aceptación. La mano levantada manifiesta protección “no temas estoy contigo”, mientras que su mano hacia abajo con la palma hacia afuera representa el dar sin límites, la bondad y amor con la que nos recibe. Al mismo tiempo, es una invitación a inclinarse, “ser humildes”.

Ganesha tiene un solo colmillo “completo” representando la única dirección; el camino. Mientras que su colmillo cortado expone la renuncia y el sacrificio hacia la humanidad. Se cree que con la punta de este, se escriben los vedas o textos sagrados.

Hasta sus implementos son simbólicos: El conteo del tiempo del universo (Mala), la purificación con el agua del Ganges (Vasija con agua) en sus manos Ankusa, el estar alerta y Paasa, mantener el control. Ambas necesarias para mantener el equilibrio. Finalmente el ratón como vehículo y compañía: El roedor cortas las cuerdas que atan la vida; representando el mantra que puede cortar cortezas de la ignorancia conduciendo nuestro camino al conocimiento último que representa Ganesha.

Tal es el cariño que despierta en sus devotos que por toda India y gran parte de Asia,  puedes encontrar múltiples templos levantados en su honor y Árboles “people tree” (los que generan más sombra por el tamaño de su copa) considerados como templos hacia él, lleno de ofrendas (dulces o azúcar, flores e incluso juguetes recordando al pequeño Ganesha). Las mismas ofrendas en las puertas de aquellos proyectos que comienzan o representaciones a este dios en la puerta de los hogares simbolizando la fecha de la unión nupcial de aquella familia: “Que Lord Ganesha ilumine este camino, proyecto o aventura”. Por esto también en considerado como el dios de los Mochileros (trotamundos) , por lo que si tienes la suerte de aventurarte por India, que no te parezca extraño que de la nada alguien te regale flores o dulces.

En lo personal, siento que cada práctica es esto. Un nuevo desafío, nuevo rumbo y la invitación a enfrentarnos a la vida, liberarnos de ataduras y acercarnos a la sabiduría – verdad, a este minuto presente como por primera vez, aproximándote a cada asana con gentileza y respeto (por más que ya la conozcas o domines), recuerda que cada vez que te subes al tapete (yoga mat) o que saludas en anjali esas comenzando un nuevo y especial Viaje. Y por sobre todo, Disfrútalo, Ganesha siempre iluminará tus pasos si es que con humildad se lo pides.

Om gam ganapataye namaha.

Que la Luz de Ganesha habite en sus caminos e ilumine siempre sus pasos.

 

Desde aquel mágico día, le pido y agradezco por guiar mi camino. Y siempre que puedo, comparto esta bella historia. Por Ganesha llego al Yoga y en compañía de él Comparto el Yoga.

Energía Solar.

Sonríe y Respira Yoga.

 

Namaste.

@yogaconfe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s