Estrés versus Yoga

Sabemos que el Estres(stress o fatiga) es aquella respuesta natural y necesaria que los organismos vivos desarrollan para permitir su supervivencia. La entenderemos entonces como una reacción fisiológica involuntaria del organismo, en la cual entran en juego diversos mecanismos de defensa, todos ellos al servicio de la “mantención” de seguridad y equilibrio ante situaciones amenazantes.

Sin embargo al ser una respuesta inmediata, más se relaciona con el medio en el cual cada organismo se encuentra inserto antes que a la propia voluntad o intencionalidad de este, gran parte del tiempo reaccionamos o actuamos sin mayor conciencia de ello.

El problema aparece entonces, cuando el agitado ritmo que llevamos en la actualidad, el permanente deseo de sobresalir, la competitividad y las presiones externas, convierten a este mecanismo de supervivencia en una patología – pandémica silenciosa.

A esta reacción le llamaremos distress, aquella que genera una sobrecarga de tensión interna que al volverse estable y sostenida en el tiempo, provoca la aparición de diversas anomalías alterando el normal funcionamiento de nuestro cuerpo. La sensación interna y espiritual es de permanecer al límite y verse superado. Perdemos la capacidad de descanso, sufrimos de insomnio de conciliación o interrupción del dormir, para todo nos sentimos apurados generando una permanente sensación de angustia, ansiedad, depresión, falta de ánimo y constante deseo de huida.. Finalmente el efecto que posee en el organismo, puede llegar a ser profundo y en ocasiones crónico.

A mediano plano, ese permanente estado de alerta podría conllevar a generar múltiples trastornos de carácter relacional, dañando vinculaciones importantes con compañeros de oficio, familia, pareja o amistades. A largo plazo y de manera aguda. Alteraciones fisiológicas, neuronales y anatómicas irreparables.

A esta altura, ya nos encontramos a kilómetros de distancia de aquella necesidad y cualidad adaptativa, ese llamado de sobrevivencia ante el peligro o el riesgo (llamado eutress) Posiblemente anulada no siendo capaces de lograr identificarla.

¿Qué podemos hacer?

El Yoga, nos enseña que el ser humano puede aprender a ponerle freno a la actividad, disminuyendo el nivel de tensión. Aquietando la mente logrando incluso vencer aquellas emociones no deseadas. Para ello primero debemos lograr romper con las corazas musculares que sostienen tal tensión, una vez logrado liberamos aquella energía encerrada pudiendo vivenciar cambios significativos en nuestra sensación interna.

Segundo, una nueva educación al ritmo respiratorio nos permite conducir nuestro organismo completo a un estado de mayor oxigenación y relajación. Finalmente, logrando cambiar nuestra “actitud”, abandonando prisas y dejando un tiempo preciado para nosotros mismos.  Las asanas, nos permiten vencer aquellas corazas emocionales, pero para ello siempre debemos detenernos para observarnos, tomar conciencia de cómo estamos llevando nuestra vida y que tan dueño de ella estamos realmente siendo.

Sin duda el Yoga nos abre un camino para restablecer una comunicación con nuestro interior en todos los niveles (físico, mental y emocional), nos devuelve aquello que el estrés nos arrebata, nos prepara y entrena para enfrentar aquellas situaciones que bien sabemos, están ajenas a nuestro control.

En lo personal, en varias ocasiones dentro de la consulta clínica me han preguntado ¿Me ayudará una clase de Yoga para combatir el estrés? Una clase no. Claramente luego de una práctica tu cuerpo estará movilizado, tu respiración se sentirá por completo distinta (incluso más natural) y posterior a Savasana o Relajación te llevarás a casa una sensación de paz maravillosa. Te pregunto yo ahora ¿Cuanto tiempo crees ser capaz de mantener esa sensación?

He aquí la clave: Practica yoga! 1 Clase te ayudará a recordar lo que sentías al estar contigo mismo / misma, y cuando así te sientas disfrútalo y atesóralo como el objeto más preciado del mundo. Una vez que lo pierdas ¿Como te sentirás?

Entonces no tomes solo una clase, continúa y avanza en tu propio camino y proceso.

Actualmente, recomiendo el Yoga a todos mis pacientes independiente del diagnóstico que posean. Y créeme, que los beneficios son invaluables.

Sonríe y Respira YOGA

Namaste

#yogaconFe

Yoga+Image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s